26 de mayo de 2014 / 02:35 p.m.

EU.- Tres personas fueron asesinadas y una cuarta herida en una agresión a tiros en un motel en la costa de Myrtle Beach, uno de los destinos turísticos más populares de Carolina del Sur.

Los disparos ocurrieron alrededor de las 11 de la noche del sábado frente a multitudes de turistas en el motel Bermuda Sands, dijo el domingo el capitán David Knipes, de la Policía de Myrtle Beach.

Los agentes colocaron toallas alrededor de balcón de un corredor techado frente a las habitaciones del motel para que los cadáveres no se vieran desde la vía Ocean Bulevar.

"Tenemos detectives trabajando las 24 horas", declaró el domingo Knipes. "No hemos arrestado a ningún sospechoso", agregó.

Knipes se abstuvo de precisar si los detectives han determinado algún motivo de la agresión a tiros, pero dijo que no parecía tratarse de alguien que hubiera disparado indiscriminadamente.

Testigos y la policía dijeron que los disparos ocurrieron durante una reyerta frente al motel.

Según la policía, un individuo hizo tres disparos e hirió a un hombre, que fue hospitalizado y del que se desconoce su estado.

Las personas implicadas en la pelea huyeron después al segundo nivel del hotel, dijo la policía.

Cuando los agentes atendían a uno de los heridos, un segundo sospechoso en el segundo nivel disparó varias veces y mató a tres de las personas involucradas en la reyerta.

Las víctimas fueron Devonte Dantzler, de 21 años y de Summerville; Sandy Gaddis Barnwell, de 22 y de Summerville, y Jamie Williams, de 28 y de Ladson, dijo el doctor Darris Fowler, médico forense adjunto del Condado Horry.

"Habíamos subido las escaleras cuando una persona fue baleada. Mi esposo vio cuando cayó frente a nuestra habitación", declaró Megan Sloan, que vive en Salisbury, Carolina del Norte, y estaba de vacaciones.

Un policía tocó la puerta y solicitó a Sloan y su esposo que permanecieran en la habitación. La pareja se enteró el domingo por la mañana que tres personas fueron asesinadas.

La pareja quiso cambiarse de motel para pasar su último día en Myrtle Beach.

"Estaba muy asustada. Intentamos que nos devolvieran el dinero, pero no lo hicieron", dijo Sloan.

El ataque ocurrió durante la fiesta anual Atlantic Beach BikeFest a 25 kilómetros (15 millas) durante el fin de semana que abarcó el Día de la Recordación.

Knipes dijo que en Myrtle Beach sólo hubo dos homicidios en todo 2013.

FOTO: