ap
12 de marzo de 2015 / 08:41 a.m.

Missouri.- Dos agentes de policía fueron baleados el jueves de madrugada ante la comisaría en Ferguson, Missouri, según las autoridades. Una multitud se había reunido ante el edificio tras la dimisión el miércoles del impopular jefe de policía de la ciudad y la publicación de un duro informe que acusaba de discriminación a la policía y las instituciones judiciales de Ferguson.

Un agente de policía de 32 años nativo del suburbio de Webster Groves recibió un disparo en el rostro, mientras que otro de 41 años procedente del condado de Saint Louis resultó herido en el hombro, dijo el jefe de policía del condado de Saint Louis, John Belmar. Ambos fueron trasladados a un hospital local, dijo Belmar, donde permanecían conscientes. El jefe de policía del condado dijo no tener más información sobre su estado, pero describió sus heridas como "serias".

"No sé quién hizo los disparos, para ser franco con ustedes", dijo Belmar, añadiendo que no podía ofrecer una descripción del sospechoso ni de su arma.

Su "suposición", dijo, según el lugar donde estaban los agentes y la trayectoria de las balas, que "estos disparos se dirigieron exactamente contra mis agentes".

Balean a policías en  protesta a comisaría de Ferguson

El incidente se produjo poco después de la medianoche ante la comisaría de Ferguson, donde se habían reunido manifestantes y policía tras la dimisión del criticado jefe de policía, Thomas Jackson. Antes de los disparos, algunas personas coreaban lemas para mostrar que no estaban satisfechos con las renuncias de Jackson y el gestor municipal John Shaw esta semana, indicó el St. Louis Posy-Dispatch. Efectivos de varias agencias de seguridad rodeaban el edificio.

La protesta era una escena familiar en Ferguson, que asistió a actos similares y mucho más multitudinarios tras la muerte a tiros el pasado de verano de Michael Brown, un joven negro de 18 años baleado por el agente de policía Darren Wilson. Wilson, que es blanco, fue absuelto en noviembre por un jurado de instrucción. Esa decisión dio paso a más protestas, saqueos e incendios. Pero hasta ahora ningún policía había recibido disparos durante una protesta.

Jackson fue el sexto empleado de la ciudad en dimitir o ser despedido tras la publicación de un informe del Departamento de Justicia que absolvió a Wilson de infringir los derechos civiles en el tiroteo. Wilson dimitió después de su puesto.

Otro informe del Departamento describió un sistema judicial centrado en los beneficios y unos prejuicios raciales rampantes en el departamento de policía de Ferguson.