10 de febrero de 2015 / 12:18 a.m.

 

La reciente audiencia entre el Papa Francisco y Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona, pudo haber tenido algo más que matices diplomáticas.

Catalunya Radio dio a conocer que el directivo habría ofrecido al pontífice convertirse en patrocinador de los diferentes equipos del cuadro blaugrana.

La idea sería que el proyecto Escuelas Ocurrentes, impulsado por el Papa, aparezca en las indumentarias del conjunto catalán.

El proyecto apoya la educación de los niños en situación de pobreza.

Este anunció aparecería en los uniformes de los equipos de basketball, futbol sala, balonmano y jockey en patines, sin obtener beneficio económico alguno.

Si se concreta esta negociación, no sería la primera vez en la que los catalanes usen el logo de una organización benéfica, al haber portado previamente el de UNICEF.

RAFAEL RIVERA