1 de febrero de 2015 / 04:45 a.m.

Carlos Barra es consciente de la exigencia que tiene a su espalda. Sin embargo, lejos de pensar en abandonar el barco, el técnico aseguró que seguirá trabajando para buscar levantar a La Pandilla.

Tras el encuentro, el timonel albiazul aceptó que quedó insatisfecho por la forma en la que dejaron escapar los tres puntos frente al Veracruz.

"El resultado no nos deja para nada satisfechos. Teníamos ya el marcador de nuestro lado, es lógico que la gente, a falta de resultados. exija el buen funcionamiento.

"Estoy aquí para luchar, estoy comprometido con esta institución que me ha dado tanto, que me ha dado la oportunidad de trabajar y voy a buscar, mientras esté todo en mis manos, las posibilidades siempre entregar lo mejor de mí para el beneficio del equipo", indicó Barra al término del encuentro.

El técnico rayado dijo que deben seguir en la búsqueda de un buen funcionamiento para revertir la situación por la que atraviesa el equipo. Además, destacó el compromiso de los jugadores para obtener mejores resultados.

"De la única manera que podemos revertirlo es en resultados y necesitamos trabajar y hacer un análisis a fondo para poder revertir esta situación.

"Son golpes fuertes a los que nos tenemos que sobreponer. Estamos comprometidos; ellos (jugadores de Rayados) están buscando de una u otra manera los resultados, el compromiso es fuerte", agrego Barra.

Con respecto al rival que enfrentaron este sábado en la cancha del Tecnológico, el técnico del Monterrey dijo que no les sorprendió el funcionamiento de Veracruz ya que esperaban un duelo complicado.

"Sabíamos que íbamos a enfrentar a un rival que es intenso en su accionar; no hubo ninguna sorpresa. El rival siempre es algo que tenemos que destacar e hicieron un buen partido y nosotros tenemos que sobreponernos.

"Nos costó el acomodarnos desde un principio, ellos estuvieron más cerca de la portería. Nos costó realizar jugadas. Después, con el gol, el equipo encontró tranquilidad y fue llevando el partido", concluyó el estratega de la 'Pandilla'.

MAYELA SANTOYO