15 de julio de 2014 / 01:42 a.m.

Los Ángeles.- Kimberly Gordon mantiene electricidad estática en el cabello después de que le cayera un rayo cuando estaba en el vientre de su madre Kendra Villanueva.

El incidente ocurrió el apsado 4 de julio del año 2012, en Albuquerque, Estados Unidos, y la madre de la bebé ingresó de emergencia al hospital para que le realizaran una cesárea.

Gordon y su novia de 38 semanas de embarazo estaban viendo los fuegos artificiales del Día de la Independencia cuando fueron alcanzados por un rayo.

La chispa atravesó la oreja de Gordon antes de saltar al cuerpo de Villanueva y pasando a través de su dedo pulgar.

Luego de un año, Kimberly todavía tiene daño neurológico por la caída del rayo, pues no puede sentarse, gatear o digerir los alimentos correctamente.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL