NOTIMEX Y REUTERS

27 de abril de 2016 / 08:34 a.m.

París.- El presunto líder de los atentados en París del 13 de noviembre de 2015, el franco-marroquí Salah Abdeslam, llegó hoy a Francia procedente de un reclusorio de Bélgica para ser juzgado, reportaron fuentes judiciales.

Abdeslam, quien es el único sobreviviente de un grupo de militantes islámicos que mataron a 130 personas, llegó en helicóptero a un aeropuerto de la región parisina en torno a las 9:00 horas (7:00 GMT).

Fue escoltado desde la prisión belga de alta seguridad en la que se encontraba encarcelado, por un grupo de agentes de un cuerpo de élite de la policía francesa, y el anuncio de su llegada ocurrió hasta que se encontró en suelo francés.

Los abogados de Abdeslam denunciaron a medios locales que no habían sido informados de la extradición a Francia de Abdeslam, quien fue detenido en Bruselas, Bélgica, el pasado 18 de marzo, luego de pasar 126 días en fuga.

La Procuraduría de París precisó que este miércoles será presentado a un grupo de magistrados y aunque omitió indicar en qué prisión fue confinado, solo dijo que estaría encarcelado en un penal de máxima seguridad.

Bélgica extradita a Francia a sospechoso de ataques en París
Hasta el 18 de marzo, día de su arrsto en un barrio de Bélgica, era el hombre más buscado de Europa. | AP
Bélgica extradita a Francia a sospechoso de ataques en París
Los investigadores afirman que Abdeslam les dijo que había arreglado la logística para los múltiples ataques suicidas y tiroteos en París. | AP
Bélgica extradita a Francia a sospechoso de ataques en París
Ahora el sospechoso será presentado ante la Corte en París. | REUTERS

Frank Berton, un abogado penal de alto perfil, dijo que liderará la defensa de Abdeslam y que había visitado a su cliente por más de dos horas la semana pasada en su celda de la prisión de Bélgica junto con el abogado belga Sven Mary.

Los investigadores afirman que Abdeslam les dijo que había arreglado la logística para los múltiples ataques suicidas y tiroteos en París y que había planeado inmolarse en el Stade de France-donde se disputaba un partido de fútbol de las eliminatorias para el Mundial 2018- antes de arrepentirse en el último minuto.

Abdeslam transportó de Bélgica a Francia a varios miembros del comando que cometió los atentados de París de noviembre. Al día siguiente de los ataques regresó por carretera a Bélgica, en donde vivía, y durante meses, hasta su arresto, fue el hombre más buscado de Europa.