ANGÉLICA MERCADO, IVÁN VILLAVICENCIO Y OMAR BRITO
10 de septiembre de 2013 / 09:28 p.m.

Ciudad de México • El PRI bloqueó en el Senado la discusión de la reforma hacendaria propuesta por el presidente Enrique Peña, al alegar el coordinador Emilio Gamboa que no estaba en el acuerdo político para subirla al pleno, tras lo cual pidió a la oposición respetar que primero se debata en Cámara de Diputados.

Tras un debate de casi una hora, el también priista y presidente de la Mesa, Raúl Cervantes, cerró abruptamente la discusión, al concluir que no se reunían los requisitos del reglamento para discutir la propuesta presentada por el panista Ernesto Ruffo, quien planteó que el Senado le pida a los diputados no aprobar la homologación del IVA en las fronteras del país.

El ex gobernador de Baja California presentó punto de acuerdo, en donde se sostiene que la política tributaria no puede ser ajena a los efectos sociales y regionales que conllevaría la homologación, ni basarse solo en consideraciones de recaudaciones globales, por lo que la propuesta presidencial de aplicar un IVA de 16%, en vez del 11% que se paga ahora, "me parece inviable y contraproducente".

Ruffo pidió que el punto se discutiera de obvia y urgente resolución, por lo que se sometió al pleno. No bastó la votación a mano alzada, pues quedaron dudas, por lo que PAN y PRD demandaron abrir el registro electrónico, que volvió a generar suspicacias porque no estaban todos los presentes y se volvió a abrir una segunda ronda.

Aunque la oposición sumó 60 votos a favor, contra 37 del PRI y sus aliados, así como 3 en abstención, no se reunió el requisito de conseguir las dos terceras partes, por lo que el presidente de la Mesa turnó el punto de acuerdo a Cámara de Diputados.

Molestos, los panistas Francisco Domínguez, Roberto Gil, José María Martínez y Ernesto Cordero apelaron al acuerdo político adoptado por los coordinadores en esta legislatura, de someter a discusión un tema elegido por cada bancada en cada sesión.

Sin embargo, el priista Gamboa Patrón replicó que el acuerdo no se había renovado nuevamente en la Junta de Coordinación Político y negó que el PRI rehúya el debate de la reforma hacendaria.

"El PRI jamás ha faltado a su palabra, hemos llegado a tener acuerdos de que cada grupo presentara un punto de acuerdo para ver si se les da en el pleno la urgente y obvia resolución, eso hemos convenido, si el presidente quiere cambiar el mecanismo, yo estoy en la mejor disposición de acudir al rato o en la tarde para esto. No rehusamos el debate, primero es una iniciativa que no tiene el Senado, no ha llegado, tengamos respeto por lo que decida los diputados".

"Segundo, me pidió ayer la Junta de Coordinación Política que venga a discutir el secretario de Hacienda. Ahí se va a discutir este tema y todos los que quieran, lo único que quiero es que se respeten los acuerdos que tenemos. Cada grupo tiene derecho a presentar un punto de acuerdo de urgente y obvia; el pleno es el que decide qué tramite le damos, no es en automático", argumentó Gamboa.

No obstante que el coordinador perredista Miguel Barbosa y Ernesto Cordero concluyeron que el acuerdo político estaba vigente, Cervantes dio el tema por concluido al señalar que no puede conducir la Mesa Directiva apartado del reglamento.

Y cerró el debate.