AP
22 de mayo de 2015 / 10:12 a.m.

Bogotá.- Al menos 18 guerrilleros murieron durante un ataque de las fuerzas estatales a un campamento de las FARC en el suroeste colombiano, se informó el viernes.

El bombardeo se produjo el jueves en el municipio de Guapi, departamento de Cauca y a unos 470 kilómetros al suroeste de Bogotá, explicaron a The Associated Press funcionarios del ejército y la policía que exigieron el anonimato por no estar autorizados a hablar públicamente del tema.

"18 asesinados bajo la profunda noche y en pleno sueño, con bombas de 250 kilos sin oportunidad de combatir, es un acto aleve y degradante", escribió en su cuenta de Twitter el jefe guerrillero Pastor Alape.

En el operativo también hubo dos rebeldes detenidos.

En los últimos minutos del jueves, sin referirse directamente a los hechos de Guapi, el presidente Juan Manuel Santos escribió en su Twitter que "la ofensiva se mantiene hasta alcanzar la paz que ojalá se logre lo más pronto posible".

Alape, cuyo verdadero nombre es José Lisandro Lascarro, también dijo que "tregua unilateral no es insostenible, se hace imposible" porque "18 asesinados de la confraternidad insurgente hieren el corazón y alarman la razón".

En diciembre pasado las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron un cese unilateral e indefinido del fuego como un gesto de buena voluntad respecto del proceso de paz que el grupo guerrillero lleva a cabo con el gobierno en Cuba desde fines de 2012.

Alape, que forma parte del llamado secretariado o máxima línea de mando de las FARC, es uno de los principales negociadores del grupo guerrillero en la mesa de diálogo de La Habana.

Se espera que Santos o el Ministerio de Defensa entreguen más detalles de la operación militar en Guapi.

En declaraciones a la emisora local Blu Radio, la alcaldesa de Guapi, Yolima Sinisterra, explicó que los bombardeos se extendieron por dos horas y media.

Para el senador Ernesto Macías, de opositor partido Centro Democrático, el ataque al campamento rebelde demuestra que "las FARC continúan con sus acciones criminales, que no hay poder humano que las detenga... y que la situación es cada día más grave en Colombia".

Pero en su cuenta de Twitter, el también senador Iván Cepeda, del izquierdista Polo Democrático Alternativo, escribió que "la muerte de 18 guerrilleros en Cauca muestra urgencia del cese bilateral de hostilidades. Lamento muerte de compatriotas en la guerra".

Según Cepeda, "todas las muertes de la guerra y la violencia nos deberían doler: los guerrilleros, la niña (que murió el miércoles al pisar una mina antipersonal), los soldados. Llegó la hora de parar el horror".

El 15 de abril, también en Cauca, las FARC dieron muerte a 10 militares y causaron heridas a otros 20. Ese hecho obligó al jefe de Estado a levantar la orden que días antes había dado de suspender los bombardeos a los campamentos de la guerrilla.

Hasta ahora las partes han llegado a acuerdos parciales en tres puntos de una agenda previamente establecida de seis para las negociaciones de paz: el problema de la tierra, la participación política de los guerrilleros y el combate conjunto al narcotráfico.

Actualmente las delegaciones en Cuba negocian el resarcimiento a las víctimas del conflicto. El punto final del proceso es el abandono de las armas por parte de la guerrilla y la reincorporación de los rebeldes a la vida civil y política.

Las FARC tienen en sus filas a unos 7 mil rebeldes, según cifras oficiales.