REUTERS
3 de mayo de 2016 / 10:53 a.m.

Beriut. - Rebeldes en Siria bombardearon áreas de Alepo en manos del Gobierno el martes, en ataques que dejaron 19 muertos e impactaron un hospital, y lanzaron una ofensiva contra posiciones del Ejército en la dividida ciudad, dijo el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

El Ejército dijo que los insurgentes habían lanzado un extendido asalto y que estaba respondiendo. El canal estatal de noticias Ikhbariya informó que tres mujeres murieron y 17 personas resultaron heridas en la clínica maternal al-Dabit.

El Observatorio dijo que el hospital había sufrido severos daños.
En zonas rebeldes hubo tres ataques aéreos, agregó el grupo activista citando información de un número no confirmado de muertos.

El asalto terrestre se centró en el área de Jamiat al-Zahraa, donde grupos insurgentes detonaron túneles y tomaron algunos edificios antes de detener la ofensiva con la llegada de refuerzos del Gobierno.

Una fuerte escalada de la violencia en las últimas semanas ha roto el cese al fuego en Siria y minado las conversaciones de paz, lo que ha llevado a los diplomáticos a actuar rápidamente para salvar la situación.

El mediador de Naciones Unidas en Siria, Staffan de Mistura, afirmó que las moribundas negociaciones de paz podrían reanudarse pronto si una tregua se extendía a Alepo, un hecho que el ministro de Relaciones Exteriores ruso dijo se anunciaría en horas.

De Mistura se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov en Moscú, que junto con Estados Unidos medió en la tregua vigente desde febrero en Siria.

"El proceso de un acuerdo de cese al fuego en Alepo se está terminando ahora entre personal militar ruso y estadounidense", dijo Lavrov. "Espero que en el futuro cercano, tal vez en las próximas horas, pueda anunciarse una decisión semejante", agregó.