AP
14 de agosto de 2016 / 09:07 a.m.

BEIRUT.- Al menos 49 civiles, cinco de ellos niños, fallecieron en la disputada provincia siria de Alepo mientras rebeldes y fuerzas gubernamentales intercambiaban fuego indiscriminado en toda la región, dijeron activistas y medios estatales.

Ataques aéreos del gobierno de Damasco y bombardeos sobre zonas controladas por la oposición en la capital de la provincia, la ciudad de Alepo, y sus alrededores mataron a 40 civiles, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo opositor con sede en Gran Bretaña que monitorea el conflicto sirio.

La red de activistas Comités de Coordinación Local elevó a 45 los fallecidos en zona rebelde.

Las bombas arrojadas por rebeldes en distritos de Alepo en manos del gobierno acabaron con la vida de nueve civiles, dos de ellos menores, según medios estatales y el Observatorio. Veintidós personas más resultaron heridas, dijeron medios controlados por Damasco.

Rebeldes y fuerzas progubernamentales se enfrentan por el control de la metrópolis, en el norte del país, que en su día fue la ciudad más grande de Siria y su capital comercial.