10 de febrero de 2014 / 04:01 p.m.

INEBRA.-El mediador Lakhdar Brahimi se reunirá por separado con representantes de las dos partes en guerra en Siria, en los primeros días de una segunda ronda de conversaciones que comenzó el lunes, luego de un quiebre en un cese al fuego que implicó un revés para los esfuerzos de paz.

En una carta a la que Reuters tuvo acceso el lunes, Brahimi incrementó la presión para que ambas partes muestren voluntad en un proceso de paz patrocinado por Moscú y Washington que no ha logrado avances en su primera ronda.

El mediador internacional dijo que hablaría con las dos partes sirias por separado en los próximos días, con la esperanza de mejorar la atmósfera de negociación.

En el documento de ocho páginas, fechado el 7 de febrero y entregado por Brahimi a las dos delegaciones el fin de semana, el enviado les pide que se comprometan a iniciar un acuerdo en los dos temas centrales: detener los enfrentamientos y avanzar en el debate sobre un organismo gubernamental de transición.

"Los dos asuntos están entre los más complejos y sensibles y ambos temas necesitan ser tratados en varias sesiones y largos debates", indicó el documento.

"Pero el futuro de este proceso político y la posibilidad de su éxito requiere de una declaración clara desde el inicio de que ambas partes tienen la férrea y completa voluntad política de abordar estos dos temas, con todo lo que requiere: coraje, persistencia y tenacidad; y la apertura para lograr soluciones exitosas a todos los asuntos, sin importar su complejidad", agregó.

Sin un acuerdo sobre qué tema será debatido primero, y teniendo en cuenta que cada uno depende del otro, Brahimi dijo que los abordaría juntos y los debatiría en paralelo.

Durante la segunda semana de conversaciones, el mediador planea expandir el alcance del debate a otros dos temas: cómo manejar la continuidad de las instituciones estatales sirias y cómo abordar el proceso de diálogo y reconciliación que debería surgir de cualquier eventual acuerdo en Ginebra. a primera ronda de diálogo había apuntado a generar confianza y se focalizó en intentar acordar un cese al fuego en la devastada y sitiada ciudad de Homs, pero la tregua fue incumplida poco después de su inicio.

En su tercer día el domingo, funcionarios de ayuda dijeron que estaban trabajando para reanudarla, aún después de que caravanas fueron atacadas mientras evacuaban a civiles y quedaron atrapadas durante un breve lapso en la ciudad.

Reuters