3 de marzo de 2015 / 11:40 p.m.

La semana pasada, los Nuggets se reunieron brevemente en la cancha para intercambiar instrucciones durante un partido. Luego, todos participaron en un grito colectivo con el que buscaron alentarse, a su manera.

Contaron hasta seis, y luego corearon "seis semanas", en una aparente referencia al tiempo que faltaba para la conclusión de una temporada tortuosa.

Brian Shaw no sobrevivió a ese plazo. El entrenador debutante fue destituido el martes, después de temporada y media con los Nuggets, que tienen una foja de 20-39 y están hundidos en una racha de seis derrotas consecutivas.

El asistente Melvin Hunt asumió el cargo de manera interina.

La destitución llegó en un momento un tanto sorpresivo. El gerente general del equipo Tim Connelly había dicho la semana pasada que el cargo de Shaw estaba seguro al menos hasta el final de la temporada.

Además, el despido se anunció apenas horas antes del partido contra Milwaukee.

El entrenador de los Bucks, Jason Kidd, relató que había cenado con Shaw una noche antes y que su colega no pareció tener idea de que era inminente la pérdida de su empleo.

"Pienso que no preveía nada de esto", comentó Kidd tras la práctica matutina de su equipo. "Es desafortunado lo que ocurrió con B-Shaw, quien fue uno de mis mentores como jugador y es también un buen amigo".

Shaw tuvo una foja de 56-85 (.397). Los Nuggets han sufrido 10 derrotas consecutivas como locales, una menos que el récord de la franquicia, impuesto en 1997-98. El club ha ido en picada desde la pausa por el Juego de Estrellas, con una foja de 0-6, y el público se ha ausentado de su arena.

Los jugadores se negaron a emitir comentarios sobre el despido de Shaw el martes, cuando salían del Pepsi Center, en el que sostuvieron una reunión previa al partido.

"No van a encontrar a un mejor tipo que Brian, es una de las mentes más brillantes que he conocido en el básquetbol", dijo Connelly en un comunicado. "Desafortunadamente, las cosas no salieron como esperábamos, pero sabemos que con su conocimiento del básquetbol tiene un futuro brillante".

El presidente de los Nuggets, Josh Kroenke, dijo que el equipo buscará un entrenador permanente después de la temporada.

"Esta campaña ha sido desafiante para todos nosotros", reconoció Kroenke en un comunicado. "Y agradecemos la fe sostenida de los fanáticos de los Nuggets, así como su paciencia mientras reconstruimos nuestra orgullosa organización para que vuelva a la elite de la NBA".

AP