REUTERS
7 de mayo de 2015 / 11:42 a.m.

Londres.- Los británicos votaban el jueves en las elecciones más reñidas en décadas, cuyos resultados podrían derivar en dificultades para formar un Gobierno y llevar a la quinta mayor economía mundial más lejos de la Unión Europea.

Los últimos sondeos de opinión muestran que los conservadores del primer ministro David Cameron y el opositor Partido Laborista de Ed Miliband están casi empatados, lo que sugiere que ninguno obtendrá una mayoría absoluta en el Parlamento de 650 miembros.

"Esta carrera va a ser la más reñida que hayamos visto", dijo Miliband a sus partidarios en Pendle, en el norte de Inglaterra, en la víspera de la elección. "Se definirá en el último momento", agregó.

Británicos acuden a votan en reñida eleccion
Una mujer espera en una casilla electoral en el centro de Londres. | REUTERS

Cameron dijo que sólo los conservadores pueden formar un Gobierno firme y estable: "Todas las otras opciones terminarán en caos".

Los conservadores se han presentado como el partido de la generación de empleos y la recuperación económica, prometiendo reducir el impuesto a los ingresos a 30 millones de personas, a la vez que aplicarán nuevos recortes al gasto para eliminar un déficit de presupuesto que aún alcanza a un 5 por ciento del Producto Interno Bruto.

Británicos acuden a votan en reñida eleccion
Un hombre mira por una ventana al lado de un cartel político en Londres. | REUTERS

Los laboristas dicen que reducirán el déficit cada año, elevarán el impuesto a los ingresos para el 1 por ciento de quienes obtienen las mayores ganancias y defenderán los intereses de las familias trabajadoras y del apreciado servicio nacional de salud, que atraviesa por dificultades financieras.

"Creo que el laborismo es lo mejor para el bien de todo el país. Los conservadores han reducido el gasto demasiado", comentó el estudiante Abi Samuel en un local de votación en Edinburgo.

Si ninguno de los partidos obtiene una mayoría absoluta, el viernes comenzarán negociaciones con facciones más pequeñas en una carrera por lograr acuerdos.

Británicos acuden a votan en reñida eleccion
El alcalde de Londres, Boris Johnson y su esposa Marina salen de emitir su voto en Islington en Londres. | REUTERS

Eso podría llevar a una coalición formal, como la que Cameron ha liderado durante los últimos cinco años con los Liberal Demócratas, de tendencia de centro. O podría generar un frágil Gobierno de minoría que se verá obligado a negociar para obtener respaldo en votaciones clave.

El principal índice de acciones británico cayó casi a mínimos de un mes, aunque la inquietud ante las elecciones no se tradujo en una ola de ventas significativa.

La libra esterlina operaba con una leve depreciación, pero el costo a corto plazo de protección contra oscilaciones de la libra subió a máximos en varios años.

Un sondeo de opinión publicado el jueves mostró que los dos principales partidos están empatados.

Británicos acuden a votan en reñida eleccion
La gente camina bajo una valla publicitaria conservadora, con David Cameron y el líder del Partido Laborista, Ed Miliband, en un cruce importante carretera cerca al centro de Londres. | REUTERS

De las siete encuestas publicadas el último día antes de las elecciones, tres mostraron a los dos partidos principales empatados, tres dieron la ventaja a los conservadores por un punto porcentual y uno otorgó la ventaja a los laboristas en dos puntos porcentuales.

Los locales de votación abrieron a las 0600 GMT para los 48 millones de votantes de Gran Bretaña y cerrarán a las 21:00.

Un sondeo a boca de urna será publicado tan pronto como cierren los locales de votación y se espera que la mayoría de los resultados sean divulgados en las primeras horas del viernes.