MILENIO DIGITAL
26 de abril de 2017 / 05:50 p.m.

WASHINGTON.- El gobierno estadunidense aseguró este miércoles que quiere que Corea del Norte regrese a "la senda del diálogo", para lo que usará medidas diplomáticas y sanciones adicionales con el fin de presionar al régimen.

El presidente Donald Trump tiene el objetivo de "presionar a Corea del Norte para que desmantele sus programas nucleares, balísticos, de misiles y proliferación, endureciendo las sanciones económicas y buscando medidas diplomáticas con nuestros aliados", según un comunicado conjunto del jefe del Pentágono Jim Mattis, el secretario de Estado Rex Tillerson y el director de Inteligencia Nacional Dan Coats.

"Estamos involucrando a miembros responsables de la comunidad internacional para aumentar la presión sobre la RPDC (República Popular Democrática de Corea) para convencer al régimen de que reduzca la tensión y regrese a la senda del diálogo", precisaron en la nota, en la que usaron el nombre oficial de Corea del Norte.

La maniobra estadunidense coincide con el incremento de la tensión en la península coreana después de que Corea del Norte lanzara una serie de misiles. El gobierno de Trump advirtió que la intervención militar es "una opción que está sobre la mesa".

Miembros del Pentágono han aconsejado sin embargo al presidente que pasar al acción no será fácil.

Paralelamente al comunicado, uno de los principales almirantes estadunidense dijo que el Pyongyang tiene que "entrar en razón".

"Confrontándonos al temeroso régimen de Corea del Norte, es muy importante que nos guiemos por una fuerte resolución, tanto privada como pública, tanto diplomática como militar", declaró ante el almirante Harry Harris, que dirige el Comando del Pacífico, ante un grupo de senadores durante una reunión extraordinaria en la Casa Blanca.

Asimismo, Harris asumió la responsabilidad por la "confusión" generada en torno al portaaviones Carl Vinson y su flota, pues pese a que había sido enviado por el presidente Donald Trump hacia la península coreana y se dirigió hacia Australia.

Por otro lado, una fuente gubernamental dijo a la AFP que Estados Unidos no descarta reincorporar a Corea del Norte en la lista de países que "patrocinan el terrorismo".

"Es una de las opciones que examinamos", señaló. Hay "un gran abanico de opciones".

Corea del Norte salió de la lista en 2008 bajo el gobierno de George W. Bush. Actualmente la conforman Irán, Siria y Sudán.