21 de marzo de 2013 / 10:50 p.m.

La ex modelo afirmó que no hizo nada malo y que aún confía en el partido para que resuelva reponer el proceso para que pueda obtener la candidatura panista al Congreso de Zacatecas.

 

Ciudad de México • Giselle Arellano, a quien le fue retirado el registro para la candidatura a diputada migrante por parte del PAN, acudió al Senado en busca del apoyo de los senadores Ernesto Cordero y María del Pilar, con el objetivo de que intercedan a su favor.

La ex modelo, afirmó que no hizo nada malo y que aún confía en el partido para que resuelva reponer el proceso para que ella pueda obtener la candidatura panista al Congreso de Zacatecas.

“Tengo fe en que las cosas se puedan rectificar, tengo fe en que se resuelva a mi favor”, comentó.

Acusó que las acusaciones en su contra de haber sido una “scort” fue una campaña negra orquestada por el diputado federal José Isabel Trejo Reyes.

OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO