AP
13 de mayo de 2017 / 06:15 a.m.

LONDRES.- El Centro de Seguridad Cibernética Nacional de Gran Bretaña dijo el sábado que sus equipos trabajan para restaurar los sistemas informáticos de los hospitales después de que un ataque cibernético global afectó a decenas de países y obligó a las clínicas británicas a cancelar y retrasar la atención de pacientes.

La acción interrumpió servicios desde Estados Unidos a Rusia, España e India.

Al parecer, los autores aprovecharon una vulnerabilidad supuestamente identificada para su uso por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos que después fue filtrada en internet.

Dos firmas de seguridad cibernética _Kaspersky Lab y Avast_ dijeron que identificaron el programa informático malicioso utilizado en el ataque que afectó a 70 país, aunque ambas señalaron que Rusia fue la más afectada.

El ministerio ruso del Interior confirmó que el país fue víctima del “ransomware”, un programa informático que bloquea una computadora y típicamente proyecta mensajes en los que se exige un pago para desbloquear el acceso a los archivos del usuario.

La secretario británica del Interior, Amber Rudd, dijo el sábado que 45 organizaciones públicas de salud fueron afectadas, pero subrayó que no hubo robo de información de los pacientes.

El ataque congeló computadoras en los hospitales del país, algunos de los cuales cancelaron procedimientos de rutina. Se solicitó a los pacientes que no fueran a los hospitales a menos que se tratara de una emergencia.