13 de mayo de 2014 / 10:00 p.m.

Los Ángeles.- Voces por la paz, la libertad y el derecho de Ucrania a elegir su propio futuro independiente es lo que se escucha diario por parte de Estados Unidos, pero sus actos contradicen a sus palabras.

El hijo de vicepresidente norteamericano Joseph Biden empieza a buscar petróleo en Ucrania, pues, de acuerdo con el sitio web de la compañía ucraniana Burisma Holding, Hunter Biden es el nuevo director del consejo de administración de esta empresa.

La compañía Burisma tiene permiso para explotar los yacimientos petrogasiferos que se encuentran en la península de Crimea. También puede realizar trabajos en las regiones de Dnepropetrovsk, Donetsk y Járkov. El anuncio del nombramiento de Biden se produce en el mismo día en que el gigante ruso del gas, Gazprom, pasó a un sistema de prepago con Ucrania y envió a la compañía ucraniana Naftogaz una factura de gas de 1.660 millones dólares. Kiev debe abonarla antes del 2 de junio, de lo contrario, se corre el riesgo de una interrupción del suministro de gas natural el 3 de junio, según el director de Gazprom, Alexéi Miller. En los últimos tres años, empresas estadounidenses entran activamente en la economía ucraniana y en el sector del petróleo y el gas. Según el Departamento de Energía de EU, Ucrania tiene los terceros mayores yacimientos de gas de esquisto de Europa (1.200 millones de metros cúbicos). Después de firmar contratos con la empresa petrolera estadounidense Chevron (proyecto en el oeste del país), el Gobierno de Ucrania expresó sus esperanzas de que con el desarrollo de estos yacimientos aumente un 50% la autosuficiencia energética. El Gobierno de Ucrania ha estado muy interesado en continuar el trato con las compañías de gas occidentales, no solo por la posibilidad de diversificación del suministro de energía, sino también por las inversiones. La estadounidense Chevron así como la británica Shell se comprometieron a invertir en la producción de gas de esquisto en Ucrania más de 10 mil millones dólares. Agencias