26 de marzo de 2013 / 08:54 p.m.

Ciudad de México • La fracción del PRI en la Cámara de Diputados impulsará un proyecto de reformas constitucionales para limitar el endeudamiento de los estados y municipios a un monto máximo equivalente a 50 por ciento de sus respectivas participaciones federales e impedir que esos recursos se destinen al gasto corriente.

La iniciativa de modificaciones y adiciones a los artículos 115 y 117 de la Constitución Política prevé la prohibición de contratar deuda por plazos que excedan el ejercicio de los gobiernos estatales y municipales en turno.

Por conducto del legislador Javier López Zavala, la bancada priista presentó ya el proyecto que, entre otros aspectos, obligaría a destinar el endeudamiento a inversión productiva: obras públicas, adquisición de maquinaria y equipo, así como proyectos y modernización de infraestructura operativa de las entidades públicas del estado o municipio.

“En la Cámara de Diputados, (los legisladores priistas) comenzamos a trazar la línea para regular, ordenar y solucionar el aumento del endeudamiento de estados y municipios con mecanismos para la modificación de la fórmula de distribución de recursos federales y fijar un porcentaje máximo de endeudamiento”, puntualizó el diputado federal.

Sostuvo que diversos gobiernos estatales y municipales “han abusado del endeudamiento para realizar obras políticamente rentables, dejando la responsabilidad de la operación, el mantenimiento y el pago de la deuda a las siguientes administraciones”.

Advirtió que 16 de las 32 entidades federativas (Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas) registran niveles “poco óptimos” de deuda, pues ésta supera 50 por ciento de las participaciones federales ofrecidas como garantía de pago.

Adicionalmente, 124 municipios de Chiapas, Guerrero, Jalisco y Querétaro se declararon en quiebra durante los dos últimos meses de 2012, por insolvencia para amortizar el endeudamiento heredado por administraciones anteriores.

FERNANDO DAMIÁN