18 de septiembre de 2013 / 11:47 p.m.

México • La política debe manejarse siempre con buena intención para llegar a acuerdos, aseveró el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Edgar Elías Azar, y en ese sentido señaló que se debe instalar una mesa para evitar que los maestros vuelvan a tomar el Zócalo capitalino.

"Se trata de conciliar y se trata de respetar un principio que siempre he dicho: Los poderes de la ciudad tiene que ir muy de la mano, porque el poder que quiere caminar solo, camina muerto", recalcó.

El magistrado presidente del TSJDF expuso lo anterior en una entrevista en la que manifestó su apoyo al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera por su postura ante las manifestaciones.

En ese sentido advirtió que quienes violen la ley deben enfrentar las consecuencias y recordó que los reincidentes pueden enfrentar consecuencias más severas, porque así lo prevé la ley.

Luego de inaugurar el 11 Congreso Nacional de Mediación y 1 Congreso Nacional de Mediadores Certificados, dijo que hay esperanzas fundadas de que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación no acamparán otra vez en la plancha del Zócalo.

Apuntó que hay una clara intención del Presidente de la República de poner orden en ese y en otros temas, "y todo México espera que los acuerdos pues lleguen y se arriben en paz, con conciliación y con diálogo".

El presidente del Tribunal de Justicia capitalino reiteró que gracias a los medios alternativos de solución de controversias, como la mediación, ha sido posible reducir hasta en un 50 por ciento la carga de trabajo de los juzgados, sobre todo en materia civil y mercantil, problema que se estaba volviendo inmanejable.

Los resultados ya probados de la mediación, se seguirán extendiendo a los tribunales y juzgados de la capital y del país, donde hay interés por su utilización, por los numerosos beneficios que reporta en el aprovechamiento de los recursos humanos y financieros, subrayó.

La mediación, que ha permitido desahogar el trabajo lo ha dejado en segundo lugar atrás del de Sao Paulo en Brasil, de donde llegó una llamada de auxilio al tribunal capitalino, para estudiar la posibilidad de aplicar también allá la figura de mediación y reducir el tiempo para la resolución de conflictos.

NOTIMEX