ap
24 de marzo de 2016 / 10:48 a.m.

Bélgica. — Las autoridades sospechan que hubo un segundo agresor del atentado del miércoles contra el metro de Bruselas y que podría estar prófugo, según dijeron el jueves medios belgas y franceses, entre crecientes indicios de que la misma célula del grupo Estado Islámico estaba detrás de los ataques contra las dos ciudades.

Un sospechoso clave de los atentados de noviembre en París compareció el jueves ante un tribunal de Bruselas tras su detención la semana pasada en la capital belga. Su abogado indicó que Abdeslam no se resistirá a su extradición a Francia, que le reclama para procesarlo por posibles delitos de terrorismo.

El grupo Estado Islámico reclamó la autoría de los atentados en Bruselas y París, que han dejado al descubierto las vulnerabilidades en la seguridad europea y provocado llamadas a estrechar la cooperación de inteligencia.

La fiscalía belga ha dicho que al menos cuatro personas participaron en los atentados del martes contra el aeropuerto y el metro de Bruselas. Entre los sospechosos estarían los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui, identificados como agresores suicidas.

La agencia de seguridad europea identificó a otro de los hombres que se inmolaron como Najim Laachraouii, supuesto fabricante de las bombas para los atentados de París.

La fiscalía ha señalado que otro supuesto participante en el ataque contra el aeropuerto está prófugo. La televisora estatal belga RTBF y el periódico francés Le Monde señalaron que podría haber un quinto implicado en libertad.

Se trataría de un hombre al que grabaron las cámaras de seguridad del metro de Bruselas cargando una gran bolsa junto a Khalid El Bakraoui. RBTF dijo que no estaba claro si el segundo sospechoso había muerto en el ataque.

La atención se centraba el jueves en Salah Abdeslam, sospechoso de los atentados de noviembre y que evadió a la policía de los dos países durante cuatro meses hasta ser capturado la semana pasada en Molenbeek, el mismo barrio de Bruselas donde creció. Durante su detención recibió un disparo en la pierna.

Abdeslam y otros dos supuestos cómplices comparecieron el jueves ante un tribunal, indicó la oficina del fiscal federal belga.

El abogado de Abdeslam, Sven Mary, dijo a la prensa en Bruselas que ha solicitado un aplazamiento de un mes en cualquier traslado mientras estudia el voluminoso dossier, pero que el sospechoso "quiere ir a Francia tan pronto como sea tan posible".

Desde los ataques se acumulan los indicios sobre que los extremistas podrían haber lanzado los ataques de esta semana en Bruselas de forma apresurada porque temían que las autoridades se les estuvieran acercando tras la detención de Abdeslam.

Los ministros europeos de justicia e Interior tenían previsto reunirse más tarde el jueves en una cumbre de emergencia convocada tras los atentados de Bruselas.