20 de abril de 2013 / 09:52 p.m.

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, aseguró que buscará la eliminación total del arraigo, porque ha sido una figura que viola los derechos humanos y herramienta para los abusos de autoridad.

“Ante los nuevos retos que atraviesa el país, no conviene que tengamos en la Constitución una figura como el arraigo, que violenta gravemente a los derechos humanos y que además en los últimos días ha demostrado su total fracaso”, recalcó.

Recordó casos en donde el mecanismo ha sido un completo fracaso: como en la detención de funcionarios del llamado michoacanazo o el reciente suceso con el general retirado Tomás Ángeles Dauahare, en donde las supuestas acusaciones han sucumbido por falta de pruebas.

Otro ejemplo, dijo, se trata de la reciente liberación del ex subprocurador Especializado en Delincuencia Organizada, Noé Ramírez Mandujano, quien estuvo detenido cuatro años, tres meses y 25 días, acusado en la “Operación Limpieza’’ de nexos con el cártel de Los Beltrán Leyva, delitos de los que fue exonerado.

Por ello, adelantó que durante la reunión de la Comisión de Puntos Constitucionales que se llevará a cabo el próximo lunes, el PRD defenderá “hasta las últimas consecuencias su postura a favor de que esta figura desaparezca completamente de la Carta Magna”.

Explicó que su bancada no está conforme en que se reduzca el tiempo de ejecución de esta figura como lo propuso el PRI, ya que muchas veces “a la inmensa mayoría de las personas se les detiene primero, se les arraiga y luego se investiga su culpabilidad; son miles de detenidos bajo ese argumento, lo cual significa un claro y contundente acto de violación a las garantías individuales”, subrayó.

Aureoles reconoció la necesidad de que las autoridades de procuración y administración de justicia, cuenten con instrumentos para cumplir su cometido, por lo que propuso emplear medidas sustitutivas como la detención con control judicial, propuesta por el Jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, la cual se encuentra acompañada por la opinión de la oficina del alto comisionado para los derechos humanos de la ONU.

Refirió que es un deber universal garantizar la defensa de un derecho como el principio de presunción de inocencia. “México se debe poner a la altura de las exigencias de respeto a los derechos humanos, consignados en los instrumentos internacionales que como nación hemos suscrito”.

Confió en la sensibilidad de las bancadas del PRI y PAN para acompañar esta propuesta y terminar así con un ciclo de abusos, violaciones graves a derechos y fabricación de delincuentes que a falta de pruebas se les tiene que dejar en libertad con el ya famoso usted disculpe.

Israel Navarro