30 de mayo de 2014 / 01:09 a.m.

Nueva York.- Arthur Morgan III fue condenado a cadena perpetua tras asesinar, en noviembre de 2011, a su hija de dos años, Tierra Morgan-Glover, porque estaba "furioso" con la madre de la niña que terminó la relación.

"Sus acciones fueron horribles, impensables y demoledoras. Usted sería el primer candidato para volver a instaurarla", indicó el magistrado Anthony Mellaci.

Los hechos ocurrieron en un arroyo de un parque de Wall Townshop, cerca de la costa de NJ, donde el hombre ahogó a su hija atada a una silla de coche para niños.

En el alegato final antes de la resolución del jurado, la defensa alegó que el acusado siempre pensó que la familia de la madre no cuidaba bien a la hija asesinada y que el acusado no pensaba con claridad en el momento en que murió la niña.

"Sé que nunca más voy a poder reponerme de todo esto, pero me da algo de paz saber que ella ya está en el cielo con Dios", dijo la madre de la niña, Imani Benton.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL