3 de julio de 2013 / 03:21 p.m.

 El ex presidente mexicano Felipe Calderón afirmó que tras su despegue económico "el gran reto de México es ser un país de leyes" y así cumplir su meta de ser un país desarrollado con Estado de Derecho consolidado.

Al participar en el Campus de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que se realiza en la localidad de Guadarrama, norte de Madrid, apuntó que ese mismo reto es clave no sólo para México sino en general de América Latina.

En la conferencia "Una nueva relación atlántica", en la que habló acompañado del ex jefe del gobierno español José María Aznar (que preside la FAES), explicó la experiencia de su gobierno en impulso económico tras la crisis de 2009 y defendió su gestión con algunas reformas y medidas de ajuste.

""Las claves estuvieron no solo en enfrentar con fuerza y firmeza la crisis expandiendo y luego contrayendo, aportando competitividad y eso radica en la inversión en capital humano y físico, así como en comercio, allí veo la potencialidad de la relación atlántica"", dijo.

Consideró que los cuatro pilares de esa relación, América del Norte, América Latina, Europa y África, deben aprovechar su capacidad para expandirse mediante el comercio y la inversión.

Para ello, comentó que ""tiene que creerse en la libertad humana, en el Estado de Derecho; el gran reto de México es ser un país de leyes, cumplir su meta de ser un país desarrollado con Estado de Derecho, eso es también clave para América Latina"".

Abundó que se refiere a la seguridad jurídica que necesita el escenario de desarrollo económico, ya que su falta de consolidación "frena el comercio" y afecta a los países.

Calderón denunció que "hay una tendencia proteccionista" de varios países, incluso muchos de los que integran el G-20 que han impuesto medidas diversas que afectan el comercio y a la vez colapsan la producción local de algunos sectores.

""Nosotros en México seguimos con los tratados comerciales, tenemos con 44 países que abarcan a más de mil millones de consumidores en el mundo. Con los que no tenemos tratados redujimos tarifas arancelarias del 11 al 4 por ciento en plena crisis"", explicó.

El ex mandatario (2006-2012) puntualizó que México tomó diversas medidas para salir de la crisis de 2009 y a la vez impulsar la competitividad, las que forman parte de un paquete de políticas contracíclicas primero de expansión y luego de ajuste del déficit público.

Recalcó que la clave de ello es ""aceptar que son medidas temporales, no hacerlas permanentes y el no cortarlo a tiempo lleva a un costo difícil de soportar"".

De entre las medidas de ajuste que defendió, está el cierre de la eléctrica Luz y Fuerza del Centro, cuyo funcionamiento lo describió como ""una cosa caótica y brutal, con un sindicato capaz de movilizar a miles"".

Apuntó que desde los años setenta había una disposición legal que obligaba al gobierno a contar sólo con una empresa de luz y no dos, ""y ningún presidente había podido con la encomienda de cerrarla"" y se hizo ""a un costo muy alto"" y un ahorro sustancial de finanzas públicas.

Calderón apuntó que ahora México tiene una posición económica mucho mejor que antes de 2009, con una deuda del 32 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) frente al 65 por ciento de la media de países de la OCDE.

Asimismo, aseguró que las reservas del Banco de México son dos veces y medio el total de la deuda externa mexicana, el déficit público este año será de cero, la inflación más baja de los últimos años.

""Revistas que antes hablaban del Estado fallido, desde el año pasado empezaron a hablar del milagro mexicano y ahora se habla de México como un gran país"", aseveró.

""Estoy en voto de silencio""

Además, Felipe Calderón aseguró que está en un momento de "voto de silencio", por lo que evitó ofrecer declaraciones a los medios de comunicación tras su participación en la conferencia.

El ex mandatario se negó a responder las preguntas de los periodistas.

""No quisiera hacer declaraciones. Estoy en voto de silencio"", se limitó a decir Calderón cuando se le trató de trató de preguntar por la actualidad informativa en México.

""Quiero ser cuidadoso y por lo menos un tiempo estar así, una disculpa"", manifestó al despedirse.

 — NOTIMEX