NOTIMEX
4 de septiembre de 2017 / 08:07 p.m.

LOS ÁNGELES.- Más de 220 mil inmigrantes indocumentados de California, el mayor número para un estado en Estados Unidos, podrían ser afectados ante la posible eliminación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que los protege de la deportación.

De acuerdo con versiones de prensa, el presidente estadunidense Donald Trump eliminará este martes el programa, con una prórroga de seis meses a la medida que hace seis años estableció como orden ejecutiva el ex presidente Barack Obama, y que ha beneficiado a unos 800 mil inmigrantes indocumentados.

Organizaciones como la Coalición por los Derechos Humanos de Inmigrantes (CHIRLA por sus siglas en inglés) ya dan por descontado la cancelación del programa, y este martes convocarán a rueda de prensa tras el anuncio de Trump.

Durante la campaña presidencial, Trump calificó el DACA de "amnistía ilegal” y prometió eliminar el programa el día que llegase a la Casa Blanca.

Pero desde su elección, ha estado demorando el asunto y llegó a asegurar a medios de comunicación en su momento que los afectados podrían "descansar tranquilos".

Sin embargo, en los últimos días la tensión subió a su más alto nivel, cuando la Casa Blanca anunció que en cuestion de horas el mandatario emitirá una resolución sobre el programa.

Una orden ejecutiva de Obama creó el programa en 2012 como un recurso temporal para impedir la deportación de inmigrantes jóvenes que no tienen vínculos con sus países de origen, mientras se buscaba sin éxito una revisión más amplia de la regulación migratoria en el Congreso.

El DACA protege a las personas que pueden probar que llegaron de forma ilegal a territorio estadunidense antes de cumplir 16 años, que llevan varios años en el país y no cometieron delito alguno en ese tiempo.

Al 31 de julio de 2015, más de 790 mil jóvenes migrantes participaban en el programa, según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

Críticos de Trump han advertido que una decisión sobre el destino de DACA que se espera se dé este martes de terminar el programa sería el más mezquino y miope de las muchas acciones anti-inmigrantes de la Administración Trump.

El presidente está siendo presionado para eliminarlo porque nueve fiscales generales de estado republicano, unidos por el gobernador de Idaho, C.L. Nutria, amenazaron con demandar a la administración de Trump si no comienza a desmantelar lo que consideran un programa inconstitucional.

El procurador general Jeff Sessions ya dejó claro que no defenderá a DACA contra la acusación de que Obama usurpó la autoridad del Congreso concediendo estatus legal temporal a un gran grupo de inmigrantes.

“Si Trump rescinde DACA o decide reducirlo gradualmente, robaría a más de 800 mil jóvenes traídos a este país por sus padres de la oportunidad de llevar una vida plenamente productiva”, advirtió el especialista en temas migratorios Wayne Cornelius.

Cornelius es director emérito del Programa de Investigación de Campo de Migración de México en la UC San Diego y coautor de "Un paso y un paso adelante: la experiencia vivida de los participantes inmigrantes en el programa DACA".

El especialista advirtió que este limitaría su acceso a la educación superior y los haría vulnerables a la explotación por parte de empleadores que pudieran aprovechar su deportabilidad.


dar