28 de febrero de 2014 / 04:09 p.m.

WASHINGTON.- La senadora demócrata Barbara Boxer pidió el jueves a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos que inicien una investigación formal sobre la causa de una parálisis semejante a la poliomielitis en aproximadamente 20 niños en California durante los últimos 18 meses.

En su carta a Thomas Frieden, director de los CDC, Boxer dijo: "necesitamos respuestas". En particular, ella quiere que la agencia revise si la enfermedad puede estar relacionada con un virus o con factores ambientales. Además quiere saber si la agencia sabe de reportes similares de parálisis en el país.

"Estas preguntas deben ser respondidas porque es bastante perturbador leer reportes de niños sanos que sufren parálisis repentina", dijo Boxer en su carta.

En un comunicado enviado por correo electrónico a The Associated Press, los CDC afirmaron que Frieden había recibido la carta "y le estará dando cuidadosa atención".

Médicos en la Universidad de Stanford dijeron a principios de esta semana que habían encontrado algunos casos de niños que sufrían parálisis en una o más extremidades. También buscaron atenuar las preocupaciones y dijeron que los casos eran un fenómeno inusual.

Funcionarios de los CDC reforzaron ese punto de vista el jueves.

"En este momento, los CDC no consideran que la situación en California sea una causa de inquietud pública", afirmó Jamila H. Jones, una educadora de salud pública de la agencia, en un comunicado enviado por correo electrónico antes de que se diera a conocer la carta de Boxer.

Sus comentarios no fueron en respuesta directa a la misiva.

Jones afirmó que los CDC están preocupados por los casos de niños que sufrieron lo que es descrito como parálisis flácida aguda, pero que la cifra de casos que están siendo investigados por funcionarios de salud de California están dentro de la tasa esperada dentro de la población en general. Agregó que los CDC están monitoreando la situación.

Hasta ahora, funcionarios estatales no han identificado ninguna causa común para sugerir que los casos estén vinculados.

A principios de esta semana, el doctor Keith Van Haren, del Hospital Infantil Lucile Packard en la Universidad de Stanford, dijo que la enfermedad detectada en los niños se parece a la polio, pero no es lo mismo. La mayoría de los niños atendidos no han recuperado hasta ahora el uso de sus brazos o piernas.

Van Haren advirtió que cualquier niño que presente un principio repentino de debilidad en sus extremidades debería ser visto de inmediato por un médico.

AP