27 de febrero de 2016 / 01:33 p.m.

Líbano.- Un cese de fuego negociado por Estados Unidos y Rusia trajo una calma relativa a partes de Siria por primera vez en años a pesar de numerosas violaciones a la tregua, pero la guerra contra el grupo Estado Islámico continuaba, y los extremistas atacaron una población fronteriza en el norte.

El grupo Estado Islámico, que no es una de las partes del cese de fuego, lanzó una serie de ataques al entrar en vigencia la tregua, incluso una ofensiva descarada contra Tal Abyad, en la frontera norte con Turquía, así como un ataque suicida en el centro del país.

El cese de fuego que entró en vigencia a medianoche constituye el intento internacional más ambicioso hasta el momento para reducir la violencia en el conflicto, que hasta el momento ha dejado 250.000 muertos, un millón de heridos y ha provocado en Europa la crisis de refugiados más grave desde la Segunda Guerra Mundial.

La tregua también excluye al frente Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, considerada por la ONU una organización terrorista.

La agencia noticiosa estatal siria dijo que grupos armados dispararon obuses a zonas residenciales de la capital el sábado al mediodía, en la primera violación del cese de fuego. La agencia SANA dijo que fueron disparados por "grupos terroristas" atrincherados en Jobar y Douma, dos suburbios de Damasco en poder de los rebeldes.

Grupos rebeldes denunciaron varias violaciones de la tregua por parte del gobierno en todo el país.

El teniente coronel Fares al-Bayoush, comandante de la brigada Fursan a-Haql de 1.300 efectivos, respaldada por Estados Unidos, dijo a la Associated Press que su grupo y otros afiliados con el Ejército Libre Sirio están respetando la tregua.

"Si continúan estas violaciones, nos veremos obligados a tomar las represalias correspondientes", dijo el militar vía telefónica desde el sur de Turquía. Sin embargo, agregó que desde el cese de fuego han disminuido enormemente los ataques del gobierno en el norte de Siria, donde se encuentra su grupo.

Un oficial de alto grado en Moscú dijo que Rusia mantiene en tierra sus aviones en Siria para garantizar que se respete el cese de fuego.

El teniente general Sergei Rudskoi, dijo del Estado Mayor, dijo que si bien Rusia seguirá atacando al EI y el Frente Nusra, no utilizará sus aviones "para evitar posibles errores".

Rudskoi dijo que 17 unidades opositoras se han comunicado con las fuerzas rusas para adherir a la tregua.