18 de junio de 2013 / 09:07 p.m.

Ciudad de México • El presidente del Senado de la República, Ernesto Cordero, consideró que las acusaciones hechas por el senador Javier Corral, sobre supuesto desvío de recursos en el Grupo Parlamentario del PAN, son calumnias que ameritan una disculpa pública

En entrevista radiofónica con el columnista de Milenio, Joaquín López Dóriga, el ex coordinador de los senadores del PAN dijo que Corral quiere cobrar una revancha personal, con lo que está afectando al partido.

"Las imputaciones, los infundios y las calumnias ameritan una disculpa pública, pero es pedirle perlas al olmo", dijo.

Aseguró que tiene la conciencia tranquila y que el manejo de recursos en su gestión al frente del grupo parlamentario ha sido transparente.

El ex coordinador de la bancada del PAN en el Senado dijo que en su cargo no modificó los ingresos de los asesores y que ya existía un tabulador que los determinaba.

Explicó que no son asesores sino profesionistas que prestan sus servicios en un nivel competitivo de los que tiene el Poder Ejecutivo.

Cordero Arroyo reiteró que en las auditorías que se hicieron cuando él estaba al frente de la bancada no se encontraron irregularidades.

Reconoció que Juan Ignacio Zavala, cuñado del ex presidente Felipe Calderón, trabaja con él como su asesor externo, pero en la Mesa Directiva del Senado.

"En el grupo parlamentario del PAN yo no tuve ningún asesor externo", afirmó.

Redacción