MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de marzo de 2015 / 01:05 p.m.

MÉXICO.- El brasileño Rafael Rebello todavía no sale de su asombro. Apenas se enteró de la noticia del avión que se estrelló hoy en Los Alpes, en el que estaba a punto a abordar tras la intención de viajar a Alemania por una reunión de trabajo, pero un cambio de último terminó por salvarle la vida.

Rebello, que vive en Barcelona y trabaja como gerente de exportación para una marca de té, tenía prevista una reunión de trabajo en Alemania, por lo que inició gestiones para comprar un pasaje para el vuelo de Germanwings.

Al demorar un tiempo su decisión vio que los precios en Internet habían subido, así que habló con su cliente y le planteó la posibilidad de cambiar la fecha de la reunión para poder adelantar su vuelo y así comprar su billete a otra compañía, según el diario La Nación de Argentina.

"Esa era la única opción de vuelo y ya estaba todo confirmado; pero cuando volví a entrar en Internet para comprar los pasajes el precio había subido y, también, me di cuenta de que estaría apurado para llegar a tiempo a la reunión, así que decidí cambiar la fecha e ir con otra compañía", comentó Rebello.

Además, recibió una llamada telefónica de la esposa de su jefe, quien también debía asistir a la reunión, agradeciéndole que hubiera decidido cambiar el vuelo en el último momento.

Según afirmó el propio Rafael, hoy es el cumpleaños de su madre, quien precisamente se encuentra en Barcelona de visita y quien le comentó que lo sucedido fue "un gran regalo".

El ejecutivo asegura que aún está temblando y lo repite una y otra vez cada vez que relata el triste deslace en el que murieron 150 personas cuando el avión de pasajeros Airbus A320 de la línea alemana Germanwings se estrelló cuando volaba de Barcelona, España, a Dusseldorf, Alemania.

El brasileño Rafael Rebello iba a viajar hoy a Alemania en el vuelo que se estrelló y en el que murieron 150 personas, pero decidió postergarlo porque el precio de boleto había subido.