24 de enero de 2014 / 07:29 p.m.

Washington. — Después de 20 años, la etiqueta con la información nutrimental tendrá nuevo formato en las cajas y bolsas de alimentos.

Los conocimientos sobre el tema han evolucionado desde comienzos de la década de 1990 y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) dice que las etiquetas deben reflejarlo.

Los nutricionistas y otros expertos en la salud tienen su propia opinión sobre los cambios necesarios.

Sostienen que el número de calorías debería estar más destacado y debería incluirse la cantidad de azúcar añadida así como el porcentaje de trigo integral en los alimentos. También desean mayor claridad en el tamaño de las porciones.

"Existe la impresión de que las etiquetas no han sido tan efectivas como deberían", opinó Michael Jacobson del Centro para la Ciencia en Interés Público.

"Cuando uno se fija en la etiqueta, hay unas dos docenas de números de sustancias con las que el público no está familiarizado intuitivamente".

Por ejemplo, afirmó, la mayoría de la cantidad de nutrientes figuran en gramos, una unidad básica del sistema métrico. Jacobson dice que la mayoría de los estadounidenses no comprenden lo que es un gramo.

Michael Taylor, subcomisionado de la FDA para alimentos, afirma que hace veinte años "había una fuerte atención en la grasa y en la grasa no diferenciada".

Desde entonces, la atención médica se ha concentrado más en las calorías y ha advertido a los consumidores que eviten las grasas saturadas y las grasas trans en vez de todas las grasas. Las grasas trans fueron mencionadas por separado en las etiquetas en 2006.

"El ambiente alimenticio ha cambiado y nuestra orientación sobre la dieta también", dijo Taylor, que estaba en la agencia a principios de la década de 1990 cuando la FDA introdujo las etiquetas por primera vez a pedido del Congreso. "Es importante la actualización para lo que es un símbolo no se convierta en reliquia", agregó.

La FDA ha enviado normas para las nuevas etiquetas a la Casa Blanca, pero Taylor no conjeturo cuándo podrían concretarse. La FDA ha estado trabajando en la cuestión durante una década, afirmó.

Hay evidencias de que más consumidores están leyendo las etiquetas en los últimos años.

Un estudio del Ministerio de Agricultura dijo que el 42 % de los trabajadores adultos usaron las etiquetas siempre o la mayoría de las veces en 2009 y 2010, un 34 % más que dos años antes. Lo adultos de mayor edad eran los más inclinados a utilizarlas.

 AP