REUTERS
14 de julio de 2016 / 05:02 p.m.

FRANCIA.- Un atacante mató al menos a 80 personas e hirió a decenas al arrollar con un camión a gran velocidad a una multitud, reunida en la ciudad francesa de Niza la noche del jueves para ver fuegos artificiales por las celebraciones del día de la Toma de la Bastilla, dijeron políticos locales.

La policía disparó y mató al chofer, quien condujo el vehículo pesado de unas 25 toneladas por más de 100 metros en el conocido Paseo de los Ingleses del balneario francés, atropellando a una grupo de espectadores, dijo el funcionario del gobierno regional Sebastien Humbert a la radio France Info.

Investigadores antiterroristas llevan a cabo una investigación sobre el ataque, informaron medios locales, y un funcionario del gobierno local dijo que en el interior del camión se encontraron armas y granadas.

El hombre además disparó a la multitud, declaró a medios el jefe del gobierno local Christian Estrosi, quien dijo que hay al menos 80 muertos.

Por su parte, el miembro del parlamento local Eric Ciotti destacó que "fue una escena horrorosa".

En declaraciones a la radio France Info, añadió que suman 75 los fallecidos luego de que el camión aceleró por la costanera antes de ser detenido por la policía. Ya había "derribado a varios cientos de personas", dijo.

Humbert describió lo ocurrido como un ataque criminal, pero aún no se ha identificado al hombre del camión. A los residentes de la localidad, en el Mediterráneo y cerca de la frontera con Italia, se les recomendó permanecer dentro de las casas. No había indicios de otros incidentes.

El ataque ocurre casi exactamente ocho meses después de que militantes islamistas mataron a 130 personas en París y luego de un mes de Eurocopa de fútbol en Francia en que no se concretaron los temores a atentados.

La policía negó los rumores propagados en redes sociales de que hubo además una toma de rehenes.

OCULTOS CON MIEDO

Una mujer dijo a France Info que junto a otros había huido aterrorizada: "El camión llegó zigzagueando por la calle. Corrimos a un hotel y nos escondimos en los baños con un montón de gente".
Otra mujer dijo a la emisora que buscó refugio en un restaurante de la costanera junto a otras 200 personas hasta que las cosas se calmaron unas dos horas después del ataque.

Damien Allemand, corresponsal del periódico Nice Matin reportó desde el lugar cuando ocurrieron los hechos: "La gente corre. Hay pánico. (El camión) Avanzó por el paseo sobre la multitud (...) la gente está cubierta de sangre. Debe de haber muchos heridos".

El periódico local además publicó fotos de un camión "acribillado a balazos" e imágenes de servicios de emergencia atendiendo a los heridos.

El Presidente francés, Francois Hollande, quien estaba en el sur de Francia al momento de los hechos y volvió a París al centro nacional de crisis, había dicho horas antes el jueves que el estado de emergencia que se estableció tras los ataques de noviembre cesaría el 26 de julio.

francia