20 de febrero de 2013 / 12:42 a.m.

El dirigente del partido en la Ciudad de México, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, aseguró esa reforma que desde hace más de una década "le debemos a los habitantes".

 

Ciudad de México • El presidente del PRI en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, aseguró que la ciudad de México no pueden esperar más para la reforma política, pues es urgente que los capitalinos puedan contar con una nueva organización político-administrativa.

Consideró que con la instauración de los cabildos que funjan como contrapeso de los jefes delegacionales se ponga un alto al mal ejercicio de los recursos que hacen en las demarcaciones.

Aseguró que las bancadas del PRI en la Asamblea Legislativa y del Congreso trabajan permanentemente para concretar esa reforma que desde hace más de una década “le debemos a los capitalinos”.

También, adelantó que por cada tema que hay en la ciudad el Comité Directivo asignará a un responsable que evaluará al gobierno, porque a pesar de que la ciudadanía le dio un voto de confianza a Mancera, “vemos que en lo que va de su administración esa esperanza se está desvaneciendo”.

“Trabajaremos de la mano de los capitalinos para que haya auditores y contralores ciudadanos, es decir, que vigilen el desempeño de los servidores públicos para que rindan cuentas claras”.

Afirmó que los recursos asignados a la ciudad deben ser suficientes para otorgar a los ciudadanos los servicios a los que tienen derecho.

Sobre la próxima temporada de estiaje en la ciudad, donde el abasto de agua se ve reducido, externó que no es suficiente el anunció del hallazgo de un yacimiento, sino que es necesario reparar las fugas en la ciudad para recuperar una gran cantidad de líquido que se pierde y con lo que se cubriría 90 por ciento del suministro de agua, que hoy sólo llega 60 por ciento de los capitalinos.

Redacción