26 de mayo de 2013 / 02:56 p.m.

Reprueba los hechos violentos en Oaxaca; quienes no puedan acatar los principios del partido, lo mejor es que se vayan a su casa, dice

  

Oaxaca • El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas afirmó que mientras el PRD no se sacuda a las tribus internas y destierre la violencia, difícilmente se convertirá en opción real de gobierno para los electores.

Destacó que el partido ha perdido militantes por las luchas que persisten dentro de las corrientes, que muchas veces dirimen sus diferencias a balazos, como el caso de Oaxaca.

En esa entidad, el viernes, grupos de perredistas originarios de Huatulco y Pochutla se inconformaron por la presunta imposición de candidaturas e irrumpieron la sesión de Consejo Político estatal del PRD, donde fueron reprimidos a balazos.

El saldo fue de siete heridos y seis detenidos. Al respecto, Cárdenas señaló: "Yo no había visto que llegaran a esos extremos, creo que puede haber problemas dentro del PRD, pero no deben ser resueltos a balazos, creo que están llegando al límite y urgen que ya se comporten".

Indicó que los perredistas deben recuperar el comportamiento que marcan los estatutos internos, pues "involucrarse en una balacera es la peor conducta que puede llegar a tener un militante y por ello no ganan".

El también titular de Asuntos Internacionales del Gobierno del Distrito Federal abundó que todos los dirigentes del partido, o estén en el cargo que estén, están obligados a ser respetuosos de los estatutos y sus ideales.

"Si no pueden acatar estos principios, lo mejor es que se vayan a su casa y dejen espacio para otros que sí puedan hacerlo". También criticó a las coaliciones electorales construidas entre la izquierda y la derecha, que poco a poco han desacreditado la imagen y proyecto del partido en algunos estados y municipios.

Describió al PRD como un partido de tribus y cuotas, de sectarismo y oportunismos, de clientelas y no de militancia libre y consciente, que está destinado al fracaso por el simple hecho de no estar organizado.

Dejó en claro que se está "achicando", de tal forma que, de continuar con actitudes violentas contra los simpatizantes, puede llegar a desaparecer.

"Requerimos acercarnos más a la gente, estar abanderando sus causas y dejar a un lado las ambiciones de poder e intereses económicos que muchos no han hecho daño en algunos estados, donde cada vez es menos la gente que vota por nuestra oferta".

El ex candidato presidencial ofreció una conferencia magistral sobre el futuro de las izquierdas en México, en la que refirió que los mexicanos nunca apostarán por un partido violento.

Dijo que para poder reconstruir las ideologías, el PRD debe seguir una sola línea, la cual deben reforzar los dirigentes nacionales, estatales y municipales, así como los legisladores federales y locales.

Señaló que la izquierda requiere una refundación urgente y que al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) le hace falta fuerza para ser competencia en las elecciones de 2015.

ÓSCAR RODRÍGUEZ