6 de marzo de 2015 / 10:20 p.m.

 

En el 2010 Caroline Wozniacki estuvo como número uno del tenis (WTA) por 69 semanas, pero la danesa en algún momento de su niñez quiso ser futbolista, pero su padre no se lo permitió, así lo dio a conocer la tenista en una entrevista que concedió a FIFA.

"A los dos por igual. De niña no paraba quieta, por eso mis padres buscaron la manera de que siempre tuviera alguna actividad en la que gastar toda aquella energía. Jugaba mucho al futbol, y de hecho el futbol me gustaba más. Pero mi padre creía que era un deporte de chicos, así que siempre trató de orientarme hacia otra dirección".

Caroline también dijo que su amor al futbol es debido a que de pequeña su padre y hermano eran fans declarados de este deporte, razón por la que a ella también la conquistó.

"Durante mi infancia siempre había fútbol en la tele, porque mi padre y mi hermano veían partidos constantemente. Si quería pasar un rato con ellos, no me quedaba más remedio que ver el fútbol. Mi padre era futbolista y mi hermano también; o sea que el fútbol me viene de familia".

Por último se declaró fan del Liverpool, pues "el ambiente (en Anfield) no tiene comparación y, cuando cantan You'll never walk alone, se me pone la piel de gallina. Tengo unas cuantas camisetas de Gerrard firmadas por él".

CORTESÍA LA AFICIÓN