NOTIMEX
17 de febrero de 2016 / 05:22 p.m.

Washinton.- La Casa Blanca declinó comentar sobre la posibilidad de que el presidente Barack Obama pueda designar de manera temporal un magistrado a la Suprema Corte de Justicia para ocupar el lugar vacante tras la muerte del juez Antonin Scalia.

“Creo que el presidente trató de ser tan directo como pudo ayer sobre nuestras intenciones. Nuestra intención es nominar a un individuo de cualidades indiscutibles para ocupar la vacante de la Suprema Corte”, señaló aquí el vocero presidencial Josh Earnest.

La víspera en California, Obama evitó responder a una pregunta al respecto y se limitó a manifestar que el Senado tiene tiempo suficiente para efectuar audiencias y votar en torno a su eventual nominado a reemplazar a Scalia.

Scalia, de 79 años y uno de los miembros conservadores de la Suprema Corte, falleció el pasado sábado de causas naturales en un exclusivo rancho en Texas, a donde había viajado con un grupo de amigos amantes de la cacería.

La posibilidad de que el mandatario pudiera designar al sustituto de Scalia ha cobrado fuerza a partir de la postura de los republicanos en el Senado, de aplazar cualquier confirmación hasta 2017.

Durante su primer periodo presidencial, Obama provocó el enojo republicano al realizar nombramientos temporales aprovechando recesos del Congreso.

Cuestionado sobre el mismo punto en tres ocasiones, Earnest evitó responder de manera directa, reiterando que la expectativa de Obama es que el Senado cumpla su obligación de otorgar al nominado una audiencia y llevar la propuesta a voto en el pleno.

El vocero rechazó el argumento de los líderes republicanos en el Senado en el sentido de que sería un proceso apresurado debido a que a Obama la resta menos de un año en la Presidencia, por lo que el sucesor de Scalia debería ser nominado por el próximo mandatario.

Earnest destacó que en las pasadas cuatro décadas, el tiempo promedio que ha tomado el Senado para completar el proceso de confirmación de los nominados al máximo órgano judicial ha sido de 67 días.

El vocero dio a conocer que tanto Obama como su esposa Michelle harán acto de presencia el próximo viernes en la sede de la Suprema Corte para presentar sus respetos a Scalia, cuyos restos serán velados en capilla ardiente en el vestíbulo del inmueble.

El mandatario y su esposa no asistirán a los servicios funerales del jurista, que se llevarán a cabo el sábado, y Earnest dijo desconocer si el vicepresidente Joe Biden será el encargado de pronunciar un mensaje ese día.