16 de febrero de 2013 / 05:32 p.m.

El priista Omar Fayad admite que habrá secuestradores que buscarán la misma ruta.

 

México.- Luego de los reproches del presidente de México SOS, Alejandro Martí, a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a quienes dijo que “"despertaron los demonios"” con su fallo en favor de la francesa Florence Cassez, el senador del PAN Fernando Yunes expresó que la resolución dejó una puerta abierta para que secuestradores soliciten amparos y puedan quedar en libertad.

“"Sienta un precedente bastante preocupante, prácticamemente podría llegar a dejar una ventana abierta cuando una detención no se haga conforme al procedimiento legal, lo que permitiría que muchos delincuentes se puedan amparar"”, comentó.

En tanto, el presidente de la Comisión de Justicia, el priista Omar Fayad, rechazó que luego del caso Cassez sean liberados delincuentes, pues se tiene que analizar cada uno de los expedientes, pero reconoció que habrá quienes busquen la misma ruta.

Comentó que lo que se tiene que hacer en este tipo de casos es sancionar con todo rigor a los funcionarios que no respetan el debido proceso, y que una vez que se haga esto, las cosas van a cambiar.

“"La libertad no puede ser el resarcimiento del daño por un funcionario que se equivocó en la detención. La Corte puede generar el amparo diciendo: a esta persona se le violaron los derechos, habrá que castigar a la autoridad violadora y habrá que resarcir a la persona, pero jamás con su libertad”", expresó.

Por separado, Rubén Camarillo, integrante del CEN panista, afirmó que los ministros de la Corte dejaron un amargo sabor de boca con su resolución en el caso de la francesa y pusieron a la justicia "“boca abajo”", por lo cual están obligados a dar la cara a los mexicanos y explicar por qué tomaron esa decisión.

Al referirse al hecho de que uno de los secuestradores de Pedro Galindo, esposo de Elena Morera, solicitó un amparo similar al de la ciudadana francesa, dijo que los ministros “"abrieron una puerta muy peligrosa y hoy la justicia en México está boca abajo”".

Por ello, Camarillo señaló: “"Depende de los ministros de la Corte volver a poner de pie a la justicia en este país, que se puso en entredicho terriblemente con el caso de la señora Cassez y ese es el camino que van a seguir otros implicados en casos de secuestro que son acusados por víctimas”".

“"EL CHAPO NO ES EL ÚNICO BLANCO”"

Joaquín El Chapo Guzmán, declarado enemigo público número uno de Chicago y puesto por encima de Al Capone, es un blanco central para México, pero no el único, dijo ayer el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

“"Es el más importante objetivo pero no descuidamos al resto"”, dijo el funcionario en una entrevista radiofónica. “"Hay otros muy importantes que a nivel regional generan muchos problemas de violencia, y estamos siguiéndolos”".

Osorio dijo que elcártel de Sinaloa es el que más droga introduce en Estados Unidos. “"Así lo tienen determinado y por eso ellos lo ven como el enemigo más grande, como puede ser Al Capone”", manifestó.

No obstante, dijo que en México no hay que perder de vista a los cabecillas que el criminal coloca en distintas regiones.

"“Se está haciendo un trabajo de inteligencia muy importante para que realmente logremos acabar de raíz con el problema a nivel regional"”, manifestó.

Del Chapo, Osorio dijo que se le está “"dando seguimiento"” por medio de la Marina y el Ejército y se trabaja para localizarlo.

OMAR BRITO Y DANIEL VENEGAS