NOTIMEX
26 de mayo de 2016 / 04:51 p.m.

Yakarta.- El gobierno de Indonesia aprobó una ley que contempla a partir de hoy la castración química y la pena de muerte contra quienes cometan delitos sexuales contra niños, ante el creciente número de casos de pedofilia durante los últimos años.

La legislación, denominada oficialmente como la Ley Número 23 de 2002 de protección de la infancia y conocida comúnmente como “Perppu”, fue aprobada la víspera por el gobierno central de Indonesia e incluida en la regulación de todos los gobiernos provinciales.

Bajo la nueva regulación, los jueces podrán imponer la pena capital para castigar a los violadores de niños o aplicarles la castración, con el uso de una sustancia química, como un castigo, según un reporte de la agencia oficial de noticias Antara.

Además, la ley contempla la implantación de un microchip a todos los pedófilos condenados a prisión para permitir que las fuerzas del orden puedan controlar sus movimientos en la sociedad una vez cumplida la pena.

"La Perppu tiene por objeto hacer frente a una situación de emergencia causada por el creciente número de casos de violencia sexual contra los niños", afirmó el presidente indonesio Joko Widodo en una conferencia de prensa el miércoles por la tarde, luego de firmar la nueva ley.

La regulación es en cumplimiento a la demanda de la opinión pública de imponer penas más duras para los pedófilos, tras la violación y asesinato el mes pasado de una niña de 14 años de edad, en Bengkulu, y los casos de violaciones en grupo en Gorontalo, Sulawesi del Norte y Tangerang.

El presidente destacó que con la nueva ley, las penas para delincuentes de violencia sexual de niños serán además severas, ya que pasarán de los tres años previstos antes una pena de prisión mínima de 10 años, según las condiciones.

Widodo dijo que las regulaciones adicionales dejan a los jueces la libertad para imponer la pena más grave posible para los autores de violencia y abuso sexual a menores y que a su vez sea un elemento de disuasión para evitar más actos de pedofilia.

"Esperamos que Perppu tenga un efecto disuasorio sobre los autores y ayude a reducir los casos de delitos sexuales contra los niños, ya que son crímenes extraordinarios", subrayó el mandatario.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Yasonna Laoly, expresó, por su parte su esperanza de que todas las facciones de los partidos políticos en la Cámara de Representantes, estén de acuerdo con el gobierno sobre la imposición de la pena de muerte, la castración química y condenas mayores para los autores de delitos sexuales a niños.

Explicó que los jueces que se ocupan de delitos sexuales podrán ahora imponer una pena mayor o una condena adicional para quienes perpetren este tipo de delito o para los pedófilos que actúan en un grupo, aunque aclaró que los castigos de la Perppu no se aplicarán a menores de edad.

El gobierno de Indonesia ha declarado la pedofilia como un grave delito sexual, ante el creciente aumento en el número de casos de niños abusados y violentados que se ha dado en todo el archipiélago en los últimos años, muchos en lo que va de este 2016.