REDACCIÓN
14 de febrero de 2015 / 04:03 a.m.

Fernando Castro, director técnico del Deportivo Cali, fue expulsado debido a su extraña forma de protestar una falta sobre uno de sus jugadores.

En el duelo ante el Uniautónoma, en la liga Postobón, el entrenador lanzó la camilla hacia la cancha, reclamando que su jugador necesitaba ser atendido.

La respuesta de los médicos fue inútil ya que no tenían autorización de ingresar al terreno de juego.

"¿Tiene que estar muerto para que lo atiendan? Guazá gritaba 'me fracturé, me fracturé'", declaró el entrenador en su defensa.

El Deportivo Cali venció 2-1 al Uniautonomía y es segundo en el torneo colombiano.