9 de octubre de 2013 / 12:57 a.m.

México,.- Pancho Villa, conocido también como "El centauro del norte", se convirtió en una especie de "cid Campeador" al ganar en el Senado de la República su última batalla a más de 90 años de su muerte.

En la sesión senatorial se vio el tema de la simple modificación a la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, para izar el lábaro patrio cada 5 de junio y recordar el natalicio del general Francisco Villa derivó en una zacapela.

El tema causó resquemores, abrió heridas y derivó en un debate protagonizado por el senador sonorense Héctor Larios Córdova, quien expuso en tribuna los claroscuros de Doroteo Arango, verdadero nombre del revolucionario quien es el único que al frente de un ejército ha invadido territorio estadounidense.

En tribuna, Larios Córdova planteó su rechazo a esa reforma y dijo que no podía izarse la bandera a toda asta para conmemorar el nacimiento de un hombre que más que un héroe de la Revolución mexicana cometió crímenes de lesa humanidad, como los perpetrados el 2 de diciembre de 1915, en el municipio de San Pedro de la Cueva, Sonora, donde asesinó a 87 civiles.

"Difícilmente podría concebirse la caída de la dictadura de Porfirio Díaz sin la toma de Ciudad Juárez que hizo precisamente Francisco Villa. Pero también Francisco Villa es objeto de muchísimas acciones, que son verdaderamente deplorables", subrayó el senador del Partido Acción Nacional (PAN) ante la molestia de legisladores de todos los partidos.

Continuó con la "necropsia histórica" y reseñó que Pancho Villa "al llegar a San Pedro de la Cueva, algunos de los vecinos hacen oposición a su paso, y entonces molesto por las derrotas de que había sido objeto, decide y ordena a Pascual Orozco que pase por las armas a todos los habitantes de San Pedro de la Cueva, nacidos y por nacer".

"El ensañarse en contra de la población civil es un acto deplorable. Me parece que no podemos modificar la Ley del Escudo y la Bandera Nacional, para honrar a un personaje que por el dolor de una derrota o de dos derrotas, ordena masacrar a toda la población de todo un municipio de Sonora", dijo.

El senador argumentó que no se puede obligar a esa población honrar a Pancho Villa por decreto ni tampoco puede estar vigente una legislación que no se aplicará en algunas regiones del país, por lo que pidió votar contra esa reforma a la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales.

A su vez, el senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por Chihuahua, Patricio Martínez García defendió en tribuna las medallas y batallas de su paisano.

"Villa tiene esos claroscuros, hoy lo que necesitamos es enaltecer las luces y no las sombras, no del personaje sino de una Revolución cruel. Porque estamos honrando al héroe y al personaje que logró con su definitiva participación, como el mexicano más conocido en el mundo, hacer que la Revolución triunfara y cayera la dictadura", expuso.

Se sumó a las fuerzas "villistas" el poblano y coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Luis Miguel Barbosa Huerta, quien admitió que la Revolución mexicana fue una de las más sangrientas en la historia mundial y en ese contexto añadió que Pancho Villa tuvo un rol importante en la definición de la vida moderna del país.

"Podríamos referir mucho más cosas y no sólo atrocidades. La historia en todo el mundo se forja con mujeres y hombres de carne y hueso; la historia sólo escribe los pasajes de esos hombres con comportamiento, con conducta de carne y hueso", comentó.

Un poco más apaciguadas las aguas, el panista Javier Corral -también chihuahuense- y el perredista Fidel Demédicis Hidalgo se pronunciaron por concluir el debate en lo referente al origen de la Revolución y brindar la honra a los próceres de ese momento.

La reyerta contra Villa terminó con el triunfo post mortem, al aprobarse con 83 votos a favor, siete en contra y una abstención las reformas a la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, para izar el lábaro patrio cada 5 de junio y recordar el nacimiento del polémico general revolucionario.

(Notimex)