AP
12 de diciembre de 2016 / 11:00 a.m.

BEIJING.- El gobierno chino dijo el lunes que las últimas declaraciones del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Taiwán causan una "seria preocupación" al sugerir que estaba reconsiderando la relación de su país con la isla, y sugirió que cualquier cambio en este sentido podría dañar la relación entre Washington y Beijing.

Los comentarios de China se producen un día después de que el republicano, en declaraciones a la televisora Fox News, dijo que no se sentía "limitado por la política de 'una China' a menos que hagamos un acuerdo con China que tenga que ver con otras cosas, incluyendo el comercio".

La política "una China" es el "fundamento político" de los lazos diplomáticos entre las dos naciones y cualquier agresión podría hacer que la cooperación quede descartada, señaló Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Exteriores chino.

"Pedimos al nuevo líder de Estados Unidos y al gobierno que comprendan plenamente la seriedad de la cuestión de Taiwán, y que sigan ajustándose a la política 'una China'", apuntó.

Desde que reconoció a la República Popular de China en 1979, Estados Unidos se adhirió a la política "una China" por la que reconoce a Beijing como la capital del país y mantiene solo relaciones extraoficiales con Taiwán. Sin embargo, la ley estadounidense requiere que Washington se asegure de que Taipei tiene medios para defenderse y para tratar todas las amenazas a la isla como temas de gran interés.

Taiwán se separó de China durante la guerra civil de 1949 y Beijing sigue considerando a la isla como una provincia separatista que se reunificará con el continente, por la fuerza si es necesario.

La de Geng es la condena pública más fuerte de Chna ante las críticas de Trump a la actual política estadounidense hacia Taiwán.

China estaba ya molesta por la llamada telefónica del pasado 2 de diciembre entre Trump y la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen. Esta fue la primera vez que un presidente o presidente electo estadounidense habló en público con un líder taiwanés en casi cuatro décadas. China considera que cualquier referencia a un estado taiwanés independiente es un grave insulto.

En la entrevista con Fox News, Trump calificó su conversación con Tsai como "muy agradable" y apuntó que se limitó estrictamente a felicitarlo por su victoria en los comicios presidenciales.

"¿Por qué debería otra nación poder decir que no puedo responder a una llamada?", dijo. "Para ser honesto, creo que habría sido muy irrespetuoso no responder".

Horas después de la entrevista, Global Times, un periódico controlado por el Partido Comunista, publicó un editorial en chino titulado: "Trump, por favor, escuche claramente: 'Una China' no puede ser comercializada".

"China necesita lanzar una lucha resuelta contra él", señaló el texto. "Solo después de que se tope con algunos obstáculos y entienda realmente que China y el resto del mundo no deben ser intimidados, obtendrá alguna percepción".