18 de abril de 2014 / 06:26 p.m.

TOKIO.- Japón dijo el viernes que llevaría a cabo este año de forma muy reducida su campaña anual de caza de ballenas en el noroeste del Pacífico, a pesar de una sentencia el mes pasado de un tribunal internacional contra el sostén principal de su programa de caza de ballenas en aguas antárticas.

La decisión de proseguir con la caza indudablemente provocará rechazo internacional y ya atrajo críticas de ambientalistas.

El cuestionado programa de Tokio de "caza científica de ballenas", en vigor desde hace décadas, sufrió un revés el mes pasado cuando la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en una sentencia sorpresiva, ordeno la interrupción de sus campañas anuales de caza en el Océano Meridional.

El fallo llevó a Japón a cancelar la caza de ballenas en la zona por el período 2014-2015.La caza del Pacífico, que no es tan conocida a nivel internacional, no fue mencionada específicamente en el fallo, que en cambio hizo un llamado a que Japón vuelva a examinar su programa general de caza de ballenas.

Sin embargo, en la campaña de 2012-2013 en el Pacífico, obtuvo tres veces más ballenas que la caza antártica, que incluyeron tres cachalotes.

Yoshimasa Hayashi, ministro de Agricultura, Silvicultura y Pesca, dijo el fallo que sostenía la noción "del uso sustentable de las ballenas como recurso".

"En base a esto (...) y en línea con la ley internacional y principios científicos, nuestra nación llevará a cabo la caza científca de ballenas para obtener información científica esencial para administrar las ballenas como recurso", dijo el ministro.

Japón ha sostenido históricamente que la mayoría de las especies de ballena no están en peligro de extinción y comenzó en 1987 lo que llamó caza de ballenas científica, un año después de que una moratoria internacional entrara en vigor.

También ha dicho que espera la eventual reanudación de la caza de ballenas comercial, una posición que según Hayashi no ha cambiado.

"Nos atendremos a un plan básico que busca la reanudación de la caza de ballenas comercial", dijo a periodistas. Japón había hecho "ajustes sustanciales" por el fallo de la corte, agregó.El ministerio dijo que las cuotas para la caza en el Pacífico serían reducidas en consideración de la sentencia de la corte.

Una propuesta, que científicos aún no han finalizado, reduciría el número desde 380 ballenas a 210 animales en actividades que se extenderían desde la costa de Japón hacia una amplia franja del Pacífico.

En la temporada 2012-2013, la flota mató 319 ballenas en el Pacífico. La caza antártica mató a 103 ballenas de una cuota de más de 1.000 cetáceos, en parte debido a los esfuerzos a veces violentos de grupos ambientalistas, como los del Sea Shepherd, para impedir la caza.

Reuters