23 de enero de 2013 / 09:18 p.m.

Pedro Arellano, secretario general de la Pastoral Penitenciaria del Episcopado Mexicano, dijo que este caso es un mensaje para que se aplique correctamente la justicia.

Ciudad de México • La iglesia católica manifestó su beneplácito por la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la sentencia de la francesa Florence Cassez, porque sienta un precedente para la administración de justicia.

Pedro Arellano, secretario general de la Pastoral Penitenciaria del Episcopado Mexicano, quien coordinó una investigación con 28 especialistas donde se marcaron las irregularidades del proceso, indicó que este caso es un mensaje para que se aplique correctamente la justicia en México.

Sobre las opiniones de los opositores a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí son "personas respetables que han tienen una carga moral de situaciones que han vivido y mantienen una visión parcial"

Pero son los ministros "los que más conocen de las leyes en el país y ellos ya dieron su opinión".

Y ahora dependerá de los abogados de la francesa si deciden denunciar a los ex funcionarios que manipularon las pruebas e hicieron el montaje.

Eugenia Jiménez