17 de diciembre de 2014 / 09:38 p.m.

Monterrey.- Después de 53 años de hostilidades entre Estados Unidos y Cuba, se llevaron a cabo acuerdos entre los mandatarios de ambos países lo que desencadenó reacciones positivas y negativas.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, consideró "muy positiva" la noticia de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba. Dijo que espera que "el anuncio ayude a expandir los intercambios entre personas que han estado separadas durante mucho tiempo" y explicó que es un paso muy importante.

Ric Herrero, director del grupo #CubaNow, que propicia desde hace tiempo la terminación del embargo económico, elogió las medidas de Obama para normalizar las relaciones con la isla.

"Hoy el presidente ha dado grandes pasos para actualizar nuestra política con Cuba y que cumpla así mejor los desafíos del siglo XXI", expresó Herrero. Los cambios, dijo "harán más fácil el apoyo a la población de Cuba mientras ellos mismos forjan su destino y un futuro más democrático e independiente".

Para Raúl Hernández, un cubano de 60 años que vive en Miami desde hace 35 años y aún tiene dos hermanos en la isla, el relajamiento de las sanciones podría incrementar el turismo y ayudar a la economía cubana.

La noticia del cambio en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba repercutió también en el mundo del espectáculo, por ejemplo Ricky Martin pidió escuchar el discurso de Barack Obama desde antes de que se transmitiera, "Esto hay que verlo", dijo el cantante boricua en Twitter, también se manifestaron a favor el cantautor cubano Silvio Rodríguez y la ex Miss Universo venezolana Alicia Machado.

La presidenta argentina resaltó "ver un momento como este histórico" y envió "un inmenso saludo y profundísimo respeto a la dignidad del pueblo cubano y su gobierno que supo mantener en alto sus ideales y hoy en pie de igualdad normaliza sus relaciones" con Estados Unidos.

La mandataria brasileña Dilma Rousseff saludó a "(Raúl) Castro y a (Barack) Obama y sobre todo al papa Francisco por ser uno de los factores más importantes en este acercamiento".

Por su parte, el presidente venezolano Nicolás Maduro, sostuvo que se trata de "una victoria de la moral, de la ética, de los valores, una victoria histórica de Cuba, del pueblo cubano" a la vez que reconoció "el gesto del presidente Obama de valentía y necesario en la historia... da un paso, quizá, el más importante de su presidencia".

"Esta es una gran noticia para la región y para el mundo. Es un paso fundamental para la normalización de las relaciones entre los dos países y esto va a repercutir muy positivamente en todo el hemisferio", dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

El presidente peruano Ollanta Humala dijo a la televisora estatal en Lima que "hay que recordar, como ha dicho el presidente de Estados Unidos, 'todos somos América'. Este es un paso clave, histórico, valiente que va a permitir avanzar de manera importante en el proceso de integración de toda América".

El gobierno de El Salvador recibió con optimismo el anuncio. "El acercamiento anunciado por los presidente es un hecho histórico que demuestra un avance sustancial en esa línea, buscando entendimientos a favor de los pueblos cubano y estadounidense, con quienes nos unen estrechos vínculos de amistad", dijo el canciller salvadoreño Hugo Martínez.

En un comunicado, en tanto, el gobierno de Chile manifestó que la reanudación de las relaciones bilaterales "constituye un paso histórico y tremendamente positivo... que también abrirá nuevos espacios para un mayor entendimiento hemisférico"

En el mismo sentido, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño publicó en su cuenta de Twitter: "Ecuador saluda liberación de 3 ciudadanos cubanos que nunca merecieron la prisión en EE.UU. Felicita a Cuba y USA por acuerdos alcanzados".

En México, la cancillería celebró en un comunicado la decisión a la que consideró "consecuente con la posición histórica de México de buscar soluciones pacíficas a las controversias y promover la paz en el hemisferio".

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores español José Manuel García-Margallo consideró que el anuncio es de "enorme relevancia". "Esperamos que abra un camino mejor para el pueblo de Cuba", agregó.

En un comunicado firmado por José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, la organización de derechos humanos dio la bienvenida a "la decisión del presidente Obama de reformar la política estadounidense hacia Cuba y llamar al Congreso para que considere finalmente el levantamiento del fallido embargo (a la isla), un paso que hemos venido defendiendo desde hace muchos años".

Por otra parte el líder republicano en el Senado Mitch McConnell criticó los planes del gobierno de Barack Obama para normalizar las relaciones con Cuba.

McConnell declaró que coincidía con el senador republicano Marco Rubio, un cubano-estadounidense de Florida, en el tema porque es un experto en asuntos entre Estados Unidos y Cuba.

Rubio ha dicho que el enfoque del gobierno de Obama ayudará al gobierno de Castro mientras éste no hace nada para promover los derechos humanos y la democracia en la isla.

FOTO: Especial

CON INFORMACIÓN DE AP