Fernando Damián 
27 de agosto de 2013 / 07:19 p.m.

 

Ciudad de México  • El rector de la UNAM, José Narro, censuró el ejercicio de la violencia como fórmula para dirimir las diferencias, y llamó por ello al diálogo y al consenso para lograr una mejor reforma educativa.

Narro asistió este martes como ponente a la reunión plenaria de los diputados federales del PRD y en ese marco se refirió a las manifestaciones de inconformidad contra las reformas en materia educativa procesadas en el Congreso de la Unión.

“La violencia no puede ser la fórmula, la violencia no resuelve, la violencia agrava; entiendo las inconformidades, las vivimos en la Universidad; hemos vivido diferencias, pero también hemos aprendido que la mejor manera es la palabra, es la razón, es el argumento, es la inteligencia, no la fuerza, ni de un lado, pero tampoco del otro. La única fuerza es la de la razón. De verdad, se vuelve un cliché, pero es indispensable que lo sostengamos”, puntualizó.

El rector subrayó la urgencia de una reforma educativa integral y dijo que las recientes modificaciones al artículo 3 constitucional no resuelven por sí mismas los problemas en la materia, pero son algunos pasos que se deben dar.

Expresó su respeto a los planteamientos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, pero demandó también salvaguardar el derecho de tránsito y, sobre todo, el derecho de los niños a la educación en las aulas.

Confió en la capacidad y disposición de las partes para resolver el conflicto y evitar perjuicios a los ciudadanos.