27 de abril de 2013 / 03:29 p.m.

Guerrero • Luego del anuncio de una tregua para no realizar actos masivos hasta el próximo 1 de mayo por parte de la dirigencia del magisterio disidente en Guerrero, integrantes de la Normal Rural de Ayotzinapa bloquearon por más de 40 minutos la Autopista del Sol, en la salida sur de Chilpancingo.

Se trató de una movilización para exigir justicia por el asesinatos de dos estudiantes el 12 de diciembre de 2011, convocada por la sociedad de alumnos Ricardo Flores Magón.La marcha la encabezó la señora María Amadea de Jesús y Jorge Herrera Suárez, padres de los normalistas asesinados.

Antes de bloquear la carretera, los manifestantes se concentraron en el centro de Chilpancingo e iniciaron una caminata que atravesó la ciudad con dirección al sur.

Desde las 14:22 horas, los normalistas ingresaron a los carriles norte-sur de la autopista, unos minutos después cruzaron la vía para cerrar el sentido sur-norte y pasadas las 15:00 horas se declaró terminado el evento.

Tregua de cinco días

Por la mañana, la dirigencia de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) anunció una tregua para no realizar actos masivos hasta el primero de mayo, fecha en la que se anunció una marcha multitudinaria para conmemorar el Día Internacional del Trabajo.

Gonzalo Juárez Ocampo, secretario general de la Ceteg, declaró en entrevista con Carlos Loret de Mola que el magisterio disidente disminuiría su actividad en cuanto a movilizaciones.

De acuerdo con el dirigente, los profesores permanecerán en su campamento y esperarían hasta el primero de mayo.

Fue la última llamada que atendió Juárez Ocampo, pues toda la mañana y tarde de ayer su teléfono móvil permaneció apagado, lo mismo ocurrió con el vocero de la organización, Minervino Morán Hernández, y Antonia Morales, secretaria general de la CETEG en la región Centro.

El anuncio de Juárez Ocampo se hizo sin realizar una consulta entre todas las regiones, pues al cuestionar a profesores que permanecían en el plantón, estos dijeron no estar informados de la tregua.

Por eso, al menos 300 mentores se sumaron a la marcha que realizó la Normal Rural de Ayotzinapa cuando ésta pasó frente al Museo Interactivo La Avispa.

En todo momento acompañaron el mitin que los normalistas realizaron en el punto en que se suscitó el desalojo del 12 de diciembre de 2011, cuando murieron sus compañeros Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús.

Cuando se retiraban, los mentores pasaron frente a un grupo de policías enviados para evitar el bloqueo total de la carretera.

Los profesores retaron a los policías al primer contacto visual, luego comenzaron a lanzar piedras contra una patrulla, a la que rompieron los cristales.

Dicha acción propició que los elementos establecieran un cerco de seguridad con sus escudos, lo que enardeció más a los cetegistas, que reaccionaron lanzando más piedras con resorteras.

Más adelante, cuando se movilizaron los autobuses que trasladaban a los federales, los activistas de la coordinadora volvieron a lanzar piedras, impactando algunas en varias unidades.

Hubo maestros que llamaban al orden a sus compañeros y pedían actuar con responsabilidad, pero sus reclamos no fueron tomados en cuenta por los hombres de las resorteras.

Por aire, la movilización fue vigilada por un helicóptero Black Hawk de la Policía Federal y por tierra por policías estatales antimotines.

En tanto, el abogado Vidulfo Rosales Sierra confirmó que hay cuatro órdenes de aprehensión liberadas contra profesores de la CETEG, la lista la encabeza Minervino Morán y Gonzalo Juárez.

Asimismo, el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, reprobó los hechos violentos generados por maestros en Guerrero, al subrayar que no existe ninguna justificación para manifestaciones de este tipo.

"No existe ninguna justificación para las manifestaciones violentas, de tal manera que la autoridad debe de actuar siempre tratando de establecer el orden, y por supuesto si se cometen delitos, detener a los responsables", puntualizó.

Secuestran camiones

En Michoacán, normalistas se dieron a la tarea de secuestrar y saquear siete camiones repartidores que circulaban por la carretera Morelia-Pátzcuaro, en las inmediaciones de la escuela de Tiripetío.

En ese sentido, la Procuraduría General de Justicia en el estado ha recibido, hasta el momento, 18 denuncias penales contra los estudiantes.

Las empresas que se vieron afectadas en esta ocasión por los normalistas son Bimbo, Lala, Coca-Cola, Pepsi, Bonafont, Gamesa y otras.

Descartan negociación

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, reiteró que no se negociarán con la CETEG las 39 órdenes de aprehensión que hay contra sus integrantes, a quienes se tienen "muy bien identificados".

Aseveró que los hechos ocurridos en Chilpancingo son "actos vandálicos, reprobables, salvajes, que no deben repetirse", por lo que ya hay un reforzamiento de más de dos mil agentes de la Policía Federal Preventiva en el municipio, y reiteró que el diálogo está agotado con los inconformes, a quienes solo les queda la aplicación irrestricta de la ley.

Aguirre Rivero señaló que más allá de la tregua anunciada por la CETEG para los próximos cinco días, el gobierno del estado no puede torcer la ley. "Más allá de la situación que hoy (ayer) se ha anunciado, lo que vimos fueron hechos violentos que deben ser sancionados y castigados con todo el peso de la ley", remarcó.

El gobernador descartó que ocurra una negociación de las órdenes de aprehensión con autoridades federales o estatales. "Yo no voy en ningún momento a entrar en ese terreno", sentenció.

ROGELIO AGUSTÍN Y CAROLINA RIVERA