21 de abril de 2013 / 03:04 p.m.

Chilpancingo • La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) anticipó que el Congreso local tendrá todas las garantías para dictaminar la ley estatal del ramo, pues bajará la intensidad de sus acciones y no habrá presión alguna para los legisladores.

Minervino Morán Hernández, vocero del organismo, señaló que ya son tres los momentos en que se ha discutido la reforma a la ley y, por tanto, el tema está suficientemente analizado.

"Para nosotros esa etapa de la movilización está casi superada; ahora buscaremos otros mecanismos de lucha para hacer valer nuestra inconformidad", dijo el dirigente, quien no descartó que la reforma educativa federal sea cuestionada en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Recordó que en un primer momento el gobernador Ángel Aguirre hizo llegar al Congreso un proyecto de decreto por iniciativa de la CETEG, después de un bloqueo a la Autopista del Sol que duró más de seis horas.

Las comisiones unidas de Educación, de Presupuesto y de Desarrollo Económico lo rechazaron y solo dejaron la prohibición de que las escuelas cobren las denominadas cuotas o cooperaciones voluntarias.

El segundo momento ocurrió cuando la coordinadora logró que el PRD presentara la iniciativa como suya, con el respaldo de sus aliados del Movimiento Ciudadano (MC) y del PT.

Tras la instalación de diversas mesas de trabajo durante tres días, los diputados perredistas pactaron un proyecto de ley con la CETEG, lo que generó la expectativa de que el conflicto estaba cerca del final.

El tercer momento se dio a partir de que las comisiones unidas de Educación y de Presupuesto redactaron un dictamen, modificado por la intervención de la dirigencia estatal del PRD y del propio gobernador.

El dictamen volvió a cambiar cuando las fracciones parlamentarias de PRI, PVEM, PAN y Panal integraron un bloque. Las modificaciones dejaron sin efecto las principales aportaciones de la CETEG, incluida la creación del Instituto Guerrerense para la Evaluación del Personal Docente y la asignación automática de plazas de base para los egresados de las normales.

Morán dijo que no esperan que se apruebe un dictamen que los deje completamente satisfechos, pero espera que prevalezca la "conciencia social" en los diputados de todas las fracciones parlamentarias.

La petición es que se mantenga a salvo la gratuidad de la educación, que la evaluación tome en cuenta las particularidades de los pueblos originarios y se garantice el acceso de los egresados de las normales públicas a las plazas de base, no solo a contratos.

El vocero de la CETEG dijo también que el Congreso local es el último interlocutor del movimiento magisterial, pues la posibilidad de pactar con el gobierno estatal y la Federación está prácticamente agotada.

"La última vez que nos reunimos con el gobernador lo encontramos con una actitud muy dura, más que la del 5 de abril, cuando se generó el desalojo de la carretera (la Autopista del Sol)", señaló Morán Hernández.

Reconoció que el rumbo que tomen las acciones en los próximos días dependerá de los diputados. Dio por hecho que las protestas ya no serán masivas, como las realizadas el 10 y 18 de abril, pues está visto que no fueron determinantes para modificar la ley de educación estatal.

Claves

El caso Oaxaca

- La dirigencia de la sección 22, adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), entregó al gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, su pliego petitorio.

- En el documento, este sector del magisterio refrenda su oposición a la reforma educativa y no descarta la posibilidad de realizar un paro indefinido.

- Los maestros exigen revisión salarial, mejoramiento de la infraestructura escolar, internet en escuelas y más útiles, uniformes, calzado y libros de textos gratuito. También demandan castigo por la "represión" de 2006.

REDACCIÓN