AP
15 de octubre de 2017 / 10:37 p.m.

CARACAS. — La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, informó que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela arrasó en los comicios regionales al obtener 17 de las primeras gobernaciones adjudicadas, aunque en días previos las encuestas arrojaban que la oposición figuraba como favorita para ganar la mayoría de los estados.

Sólo cinco estados venezolanos quedaron en manos de los opositores y quedó pendiente el resultado del estado de Bolívar. Lucena aseguró que la tendencia de los 22 resultados anunciados hasta ahora es irreversible.

El contundente triunfo electoral de los partidarios del presidente Nicolás Maduro le permiten al oficialismo mantener el control de la mayoría de las gobernaciones en este país sudamericano, tal y como ha sido durante casi dos décadas.

El resultado representa un duro revés para la oposición, que incluso no pudo retener la gobernación del estado central de Miranda, que durante ocho años controló el líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles.

“El chavismo arrasó en Venezuela”, dijo Maduro en una alocución que ofreció desde el palacio de gobierno y fue difundida por la televisora estatal. Al celebrar los resultados, el mandatario indicó que el oficialismo “retomó el camino de la victoria” en medio de momentos difíciles.

La oposición no se ha pronunciado tras el anuncio, pero poco antes que el CNE diera el primer boletín, el jefe del comando opositor, Gerardo Blyde, dijo que la coalición sólo reconocería los resultados “si las actas dicen que perdimos”, y denunció que las autoridades electorales anunciarían una información “distinta a lo que ocurrió el día de hoy”.

Según la presidenta del CNE, en el proceso electoral del domingo se reportó una participación de 61,14%, que calificó de “inesperada” para una elección regional.

En estos comicios la dirigencia política debió hacer frente al desánimo que hay entre los venezolanos, agudizado tras las manifestaciones que se realizaron entre abril y julio que dejaron al menos 120 muertos y casi 2.000 heridos.

Los problemas generados por la desbocada inflación de tres dígitos, la severa escasez de alimentos y medicinas, y la paralización económica han golpeado la popularidad de Maduro, la cual ronda el 20%.


dat