20 de febrero de 2015 / 02:03 a.m.

Chelsea prohibió el ingreso a su estadio Stamford Bridge a tres hinchas vinculados con un incidente en el que seguidores de ese club inglés impidieron que un hombre negro entrase al metro de París.

El equipo de Londres informó el jueves que "si se considera que hay evidencia suficiente sobre su participación en el incidente, el club ordenará excluirlos de por vida".

El puntero de la liga Premier señaló que recibió "bastante información" después que se pidieron testigos del incidente del martes, que ocurrió antes del partido por la Liga de Campeones en el que Chelsea empató 1-1 con Paris Saint-Germain.

Los hinchas entonaron cánticos racistas y empujaron al hombre en dos ocasiones para evitar que entrase al tren.

El hombre afectado — que se identificó solamente como Souleymane S. — dijo en una entrevista con el diario Le Parisien que perdió su teléfono en el metro y no se enteró hasta el miércoles de que el incidente había sido grabado en video. Indicó que como no habla inglés no entendió completamente lo que gritaba el grupo — ellos corearon "somos racistas, somos racistas y así nos gusta" — pero apuntó que el significado estaba claro.

"Ellos me estaban gritando cosas en inglés y yo no entendía realmente el significado de las palabras. Sabía que tenía que ver algo con hinchas de Chelsea y con el partido con el PSG esa noche. También entendí claramente que ellos me estaban hostigando por el color de mi piel", dijo.

En un video dado a conocer por el periódico británico the Guardian, se ve al hombre responder con un empujón a los hostigadores, diciendo: "¿Me puedo montar o qué?", antes de ser empujado de nuevo afuera del tren.

"Ni una persona me defendió, pero de cualquier forma, ¿qué podían haber hecho?", dijo. "Me fui a casa y no le dije nada a nadie, ni a mi esposa ni a mis hijos... ¿Qué podía decirles a mis hijos? ¿Que a su papá lo empujaron en el metro porque es negro?".

La fiscalía en París dijo que el hombre presentó una denuncia formal el miércoles por la noche, y que investigadores franceses y británicos están trabajando en el caso.

"Esas personas, esos hinchas ingleses, tienen que ser hallados, castigados y encerrados", dijo.

AGENCIAS