NOTIMEX
19 de septiembre de 2015 / 04:36 p.m.

Santiago.- El terremoto que sacudió a la zona centro-norte de Chile el pasado miércoles deja hasta hoy 13 muertos y tres mil 494 damnificados, la mayoría en la Región de Coquimbo, distante a 470 kilómetros al norte de Santiago.

El subsecretario chileno del Interior, Mahmud Aleuy, informó que los damnificados por el terremoto de 8.4 grados en la escala Richter pasaron de mil 594 contabilizados hasta el viernes a tres mil 494 este sábado.

Aleuy dio cuenta de 13 fallecidos, cuatro desaparecidos, 11 heridos, 59 en albergues, 262 viviendas destruidas, 418 viviendas con daño mayor no habitables, cuatro mil 833 clientes sin energía eléctrica y dos mil 400 sin suministro de agua potable.

La cifra de damnificados se habría incrementado a más del doble debido a la información que llegó durante las últimas horas a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), desde localidades que estaban aisladas en la zona del fuerte sismo.

El terremoto se registró el miércoles a las 19:55 horas locales (22:55 GMT) y tuvo como epicentro las cercanías de la localidad de Canela Baja, en la Región de Coquimbo, pero se percibió en gran parte de la zona central de Chile.

Tras el fuerte sismo se produjo un tsunami que inundó varias localidades costeras y que causó millonarios daños en la infraestructura pública y privada, en especial en pequeñas caletas de pescadores.

El puerto de Coquimbo se encuentra inhabilitado por daños en la infraestructura, mientras que varias rutas secundarias en esa región se encuentran interrumpidas debido a los deslaves.

Sismo en Chile
Tras el fuerte sismo se produjo un tsunami que inundó varias localidades costeras. | AP

Respecto a las réplicas tras el terremoto del pasado miércoles, éstas sumaban hasta la mañana de este sábado más de 300, de las cuales 59 han sido perceptibles por la población.

La seguridad en la Región de Coquimbo está a cargo de las Fuerzas Armadas debido a la vigencia de un Estado de excepción constitucional de catástrofe, militares que además están ayudando al despeje de los escombros.