AP
4 de noviembre de 2017 / 06:33 a.m.

BEIJING.- La legislatura china, un organismo que se limita a ratificar las decisiones del gobierno, convirtió el sábado en delito penal las faltas de respeto al himno nacional, punible con hasta tres años de prisión, en medio de una creciente tendencia nacionalista en el gobernante Partido Comunista bajo el liderazgo del presidente, Xi Jinping.

El Comité Permanente del Congreso Popular Nacional aprobó una enmienda al código penal del país que indica los castigos para las personas que se concluya faltaron al respeto ‘gravemente’ al himno nacional en público.

La decisión llega después del nombramiento de Xi para un segundo mandato de cinco años como líder del partido. El gobernante expuso una visión del ‘Sueño Chino’ de un país próspero y poderoso. Además, en los últimos meses el himno ‘Marcha de los voluntarios’ ha sido el centro de conflictos políticos en la ciudad sureña de Hong Kong, donde crece la tensión por los esfuerzos de Beijing de estrechar su autoridad sobre el territorio chino.

Según la enmienda aprobada en Beijing, las sanciones incluyen detención, encarcelamiento durante hasta tres años y privación de derechos políticos. Hasta ahora, esos castigos se aplicaban por ultraje a la bandera y el símbolo nacional en público, según la agencia oficial china de noticias Xinhua.

La cámara también aplicó otra ley aprobada hace poco sobre el himno nacional a Hong Kong y Macao, regiones semiautónomas con sistemas legales separados.

Aficionados al fútbol en Hong Kong han abucheado el himno cuando se reproducía en los partidos entre el equipo local y conjuntos de China u otros países, provocando multas de la FIFA, el organismo que rige el fútbol mundial. Activistas y legisladores prodemocracia temen que el himno nacional pueda emplearse para socavar la libertad de expresión en Hong Kong.



dezr