Notimex
25 de marzo de 2014 / 02:12 p.m.

Hong Kong.- El presidente chino Xi Jinping designó al viceministro de Asuntos Exteriores como enviado especial para que consulte con el gobierno de Malasia detalles acerca de lo sucedido con el vuelo MH370, que se estrelló en el Océano Indico.

Zhang Yesui, viceministro de Asuntos Exteriores chino, viajará a Malasia al frente de una delegación para atender temas relacionados con la búsqueda del vuelo MH370, informó la agencia Xinhua.

La decisión de Xi sigue al anuncio de la víspera del primer ministro malasio Najib Razak de considerar de manera oficial que el Boeing 777-ER que desapareció en la madrugada del 8 de marzo se estrelló sin sobrevivientes en el sur del Oceáno Indico.

El anuncio se dio luego de una concentración de familiares de los 154 pasajeros chinos frente a la embajada de Malasia en Pekín, en protesta por la determinación de dar por desaparecida la nave con 239 pasajeros y tripulantes a bordo en total.

Los familiares sumaban unas 200 personas y fueron contenidos por policías uniformados y en trajes de civil, reportaron medios occidentales de prensa.

A pesar del anuncio del gobierno malasio, seis barcos de bandera china permancen en el área donde se estima que cayó el avión.

Este martes el ministro australiano de Defensa, David Johnston, declaró que será especulación cualquier información sobre el Boeing 777-ER hasta que sean encontrados e identificados restos de la nave.

Australia encabeza al equipo de búsqueda que trabaja al suroeste del puerto de Perth, zona de la posible caída de la nave, labor que se interrumpió este martes por mal clima pero que será reanudada el miércoles.

Por su parte, Estados Unidos envió ayer a la ciudad de Perth, al oeste australiano, un sistema de localización de cajas negras que tiene la capacidad de encontrar estos dispositivos aéreos –fundamentales para esclarecer el historial de vuelo de una aeronave- hasta los seis mil metros de profundidad.

El avión de Malaysia Airlines desapareció el 8 de marzo cuando cubría la ruta Kuala Lumpur-Pekín con 239 personas a bordo, entre ellas 154 pasajeros chinos.